Renfe ha anunciado este martes que ha iniciado las obras de construcción del nuevo Campus de Málaga, un centro de formación que se ubicará en la actual Base de Mantenimiento de Los Prados y que estará dotado de tecnología y herramientas de última generación para la formación de maquinistas. Este campus, que se ubicará en la planta baja de uno de los edificios que componen el complejo, contará con una superficie aproximada de 350 metros cuadrados en la que se habilitarán cinco aulas, una oficina administrativa, una zona de almacén y archivo, así como un área para impresión y reprografía.

"El Campus de Málaga estará al servicio de las necesidades territoriales de formación de Renfe en Málaga, si bien se centrará en servir a la Escuela Técnica Profesional de Conducción y Operaciones, que será la que gestionará los simuladores de conducción e impartirá los cursos de formación a maquinistas. Como centro de formación de referencia, estará capacitado para dar respuesta a las solicitudes formativas tanto de Renfe como de otras empresas ferroviarias y entidades del sector, nacional e internacional", ha detallado Renfe.

La compañía invertirá inicialmente 600.523 euros (impuestos incluidos) en las obras de acondicionamiento del edificio que albergará el futuro Campus de Málaga. A esta cantidad se sumarán, en futuras adjudicaciones, las partidas necesarias para la dotación de mobiliario, soporte tecnológico y herramientas digitales que lo convertirán en un centro de nueva generación dentro de la red de centros de formación de Renfe.

Las obras de acondicionamiento, que han sido adjudicadas a la empresa malagueña Copesol, comenzaron a finales de octubre y está previsto que finalicen en el primer semestre del próximo año.

Según ha explicado Renfe, de las cinco aulas que formarán el centro, tres serán convencionales (una con capacidad para 30 alumnos y dos para 10 estudiantes). Además, se mantendrá el aula tecnológica existente, añadiéndose un aula auxiliar. Esta última estará dotada de simuladores auxiliares que permitirán la enseñanza, entrenamiento y evaluación de maquinistas. "Este recurso formativo supone una solución tecnológica de gran valor para potenciar los conocimientos de los alumnos, pudiendo simular la conducción por las diferentes líneas que conforman la red ferroviaria en España", ha comentado la empresa.

Renfe ha realizado este anuncio después de alegar hace unos días que la pandemia ha afectado a los planes de entrada de nuevos trabajadores, ya que impidió la convocatoria de empleo de 2020 y ha retrasado la de 2021. Según la empresa, no ha sido hasta mayo de este año (al finalizar el estado de alarma) cuando se ha podido iniciar la selección de 924 nuevos maquinistas a nivel nacional y acometer el proceso de formación y homologación. La compañía espera incorporarlos al servicio y "normalizar la situación por completo" en los próximos meses. Así, Renfe espera llegar a una platilla total de 5.720 maquinistas para hacer desaparecer "estas supresiones aleatorias que se producen en el Cercanías de Málaga y de otros núcleos de España".

En el caso de Málaga, donde la carencia de personal ha obligado a suprimir transitoriamente 34 trayectos diarios del Cercanías, se admite que hacen falta 10 maquinistas más de los actuales para cubrir con normalidad el servicio, Según el sindicato CGT, hay 40 maquinistas en activo dando el servicio en la provincia cuando la carga de trabajo era para 51. Algunas bajas de larga duración y la perspectiva de varias jubilaciones a final de año contribuyen agravar el problema.

Una red española de nueve centros

El Campus de Málaga pasará a formar de la red de centros de formación de Renfe, que actualmente cuenta con nueve sedes en toda España (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, León, Miranda de Ebro, Santander, Bilbao y Santiago de Compostela).

La principal actividad en todas ellas es la de dar soporte de formación a maquinistas, con cursos impartidos por la plantilla de 240 formadores homologados que componen el Grupo Renfe. Dentro del catálogo de formación se encuentra el curso para conseguir la certificación de maquinista para la conducción de trenes en la Red Ferroviaria de Interés General, con 1.150 horas de formación teórica y práctica que permite obtener licencia y diploma de conducción de vehículos ferroviarios. Con él es posible participar en los procesos de selección de personal de conducción del Grupo Renfe o incorporarse a otras empresas del sector.

"La descentralización de los nuevos Campus de Renfe permite desarrollar con mayor eficiencia los planes de formación de la compañía en cada uno de los territorios, con instalaciones digitales e innovadoras que convierten a estos centros en referentes tecnológicos en formación dentro del sector ferroviario", dice la compañía.