Los sindicatos que participan en la mesa de negociación del ERE que ha planteado Unicaja Banco (que afecta de entrada a 1.513 trabajadores) han presentado este martes a la entidad una propuesta alternativa conjunta. La centrales sindicales propone la adhesión voluntaria de las personas que cumplan 54 años durante este ejercicio, un importe en línea con lo que hasta ahora se estaba ofreciendo para las prejubilaciones voluntarias, bajas indemnizadas en condiciones atractivas para la adhesión voluntaria y excedencias voluntarias indemnizadas para reducir los excedentes que se detecten.

En cuanto a la movilidad, los sindicatos afirman que es una "estrictamente residual para reequilibrar los excedentes", por lo que reclaman "respeto" a lo estipulado en el convenio y que todo lo que se planteee "sea estrictamente necesario será voluntario y compensado".

Por otro lado, la plantilla de Unicaja Banco ha secundado este martes a las 18.00 horas protestas en 13 ciudades: Albacete, Oviedo, Salamanca, León, Ciudad Real, Cáceres, Madrid, Valladolid, Toledo, Santander y Cuenca, además de en Málaga y Almería. En el caso de Málaga, se ha celebrado una manifestación que ha arrancado de la sede central de Unicaja Banco, en la avenida de Andalucía, y que, tras recorrer la Alameda Principal, ha concluido en la plaza de la Marina, frente a la sede de la Fundación Bancaria Unicaja.

La responsable de Comunicación de CCOO en Unicaja Banco, Alicia Domínguez, ha afirmado que con esta manifestación en Málaga, junto a los actos desarrolados en el resto de ciudades, los trabajadores vuelven a decirle a la entidad que "así, no".

"Unicaja tiene que escuchar a su plantilla, la que ha hecho de ella una entidad solvente y exitosa a lo largo de todas estas décadas", ha comentado. Los sindicatos convocantes (CCOO, UGT, CIC, CESICA y CSIF) afirman que unas 2.000 personas han acudido a la marcha celebrada en Málaga. Las estimaciones policiales de asistencia recogidas por Efe, en cambio, bajan la cifra a unas 1.200 personas.

También han acudido representantes políticos para mostrar su apoyo a los trabajadores. Por el PSOE ha asistido el portavoz en el Ayuntamiento de Málaga y recién nombrado secretario general de los socialistas malagueños, Daniel Pérez. Por Ciudadanos han participado la portavoz en el Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada, y el senador por Málaga, José Luis Muñoz Lagares.

La marcha, a su paso por la Alameda Principal. La Opinión

Unicaja Banco pretende con el ERE el cierre de 395 oficinas y los citados 1.513 despidos (508 sería personal de servicios centrales y 1.005 de oficinas), unas salidas que se unirían a las 1.200 prejubilaciones que ya acordó en su momento (730 que estaban en excedencia en Liberbank y 437 de la antigua Unicaja Banco). La semana pasada, el banco mejoró algo las condiciones iniciales ofertadas en el ERE, pero los sindicatos lo siguen viendo insuficiente.

En relación a la propuesta alternativa que han realizado los sindicatos, CCOO dice que Unicaja ha agradecido el esfuerzo por realizar esta propuesta conjunta, pero la ve "muy difícil de asumir" por su parte, aunque esta misma fuente destaca el "interés por seguir avanzando en el proceso". Los sindicatos han incidido en la importancia de demostrar, "ahora más que nunca", "unidad y fuerza" para alcanzar un "buen acuerdo laboral" basado en la "adscripción voluntaria a cualquier medida y a una homologación laboral justa".

El secretario general de CCOO de Málaga, Fernando Cubillo, ha mostrado este martes en ruenda de prensa su preocupación por el alcance del ERE, y ha recordado la importancia de Unicaja Banco para la economía de la provincia de Málaga y de Andalucía. El responsable sindical ha pedido que las decisiciones del banco se sigan tomando en Málaga y ha reclamado un "compromiso firme" del consejo de administración con la ciudad y la región para evitar cualquier riesgo de deslocalización de los centros de decisión empresariales o la externalización de servicios.

Tras el proceso de integración culminado el pasado verano, en el que Unicaja absorbió a Liberbank, el nuevo consejo de administración del banco malagueño está compuesto por 15 miembros: nueve de ellos están a propuesta de Unicaja y seis lo hacen por parte de la antigua Liberbank. Este reparto, de entrada, deja claro el peso predominante y decisorio de Málaga en la entidad fusionada, que está presidida por Manuel Azuaga. Sin embargo, CCOO afirma que tal imagen no es real ya que, dentro del cupo de consejeros de Unicaja, los cuatro designados por la Fundación Bancaria Unicaja que preside Braulio Medel (y que es la principal accionista del banco) serían más proclives a las tesis y decisiones del actual consejero delegado de la entidad, Manuel Menéndez, que procede de Liberbank. 

Volviendo a la propuesta presentada por los sindicatos, el sindicato UGT, por su parte, ha explicado que la empresa ve la propuesta "muy lejana y difícil de cumplir" y harán una nueva sobre la presentada en la semana anterior, que disminuía el radio de movilidad sin compensación económica hasta los 75 kilómetros e introducía la figura del gestor remoto para reducir la movilidad, entre otras novedades.

El sindicato CIC, que engloba a Suma-T, STC y SIBANK, ha reiterado también que la entidad entrará al detalle y valorará la propuesta conjunta sindical e insta a los afectados a movilizarse, ya que es "la única forma de presionar a la entidad" para que "se retracte y retire este ERE salvaje".

Por su parte, CSIF asegura que esta propuesta "se acerca más" a la ofrecida por la entidad y pide que la ofrecida por Unicaja se asemeje a las condiciones de la media del sector bancario y siguen insistiendo en la "voluntariedad" y que, cuando haya movilidad geográfica, que sea "con primas" para evitar "medidas traumáticas".

Este miércoles, 24 de noviembre, se celebra una nueva reunión entre ambas partes. A la representación sindical y a la entidad les restan nueve días para llegar a un acuerdo antes de que concluya el periodo formal de negociación el 2 de diciembre, día en el que se producirá una última reunión. Sin embargo, ambas partes podrían acordar de forma conjunta, y asi así lo consideran oportuno, prorrogar durante 15 días el plazo de la negociación.

Por otro lado, este viernes, 26 de noviembre, se mantiene la convocatoria de una jornada completa de huelga. El calendario recoge más movilizaciones y otra jornada de huelga el próximo 1 de diciembre, un día antes de que finalice el plazo para que el banco y los sindicatos lleguen a un acuerdo sobre el despido colectivo.