El puente de la Constitución y de la Inmaculada es un pequeño adelanto de las que son las vacaciones favoritas de muchos: la Navidad. Es esa fecha del calendario que indica que ya queda poco, apenas unas semanas, para las esperadas fiestas. El puente de diciembre se acerca y, con él, el deseo de aquellos que aprovechan estos días para hacer una escapada

Este puente no será tan atípico como el del pasado año, pero la pandemia sigue teniendo consecuencias. Según Halcón Viajes, la demanda de los típicos destinos favoritos navideños, como Praga, Bélgica o Viena, ha disminuido considerablemente debido a la subida de contagios en la zona centro de Europa. En cambio, este año se está apostando, sobre todo, por los destinos nacionales

Aunque viajar fuera del país es tentador, también existen en España multitud de lugares con encanto en los que descubrir todo un mundo. A continuación, el listado de destinos nacionales que La Opinión de Málaga propone para este puente de diciembre...

Islas Canarias

Disfrutar de un tiempo casi veraniego en estas fechas es todo un privilegio. Para aquellos que echen de menos el sol y la playa, las Islas Canarias son el destino ideal, gracias a su clima subtropical. Según Promotur Turismo Islas Canarias, el archipiélago es el lugar con más horas de sol de Europa: 3.000 al año. Descubrir la naturaleza volcánica, caminar por playas de roca o de arena blanca y vislumbrar un paisaje lleno de contrastes son algunos de los aspectos que ofrecen cualquiera de sus ocho islas: Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura, Lanzarote, La Graciosa, La Palma (estas últimas semanas afectada por la erupción volcánica), La Gomera y El Hierro

La Rioja

Es la tierra donde el vino es una cultura. El enoturismo es uno de los principales atractivos de este destino, ya que cuenta con multitud de bodegas que visitar. No solo el vino es motivo para ir a La Rioja: la ruta gastronómica, la posibilidad de alojarse entre viñedos, el turismo rural y la visita a los monasterios de Suso y de Yuso, considerados Patrimonio de la Humanidad. Un lugar donde servirse de cultura y desconectar observando paisajes otoñales.

Asturias

Siguiendo con el norte de España, el Principado de Asturias es todo un paraíso natural donde desconectar del día a día y conectar con la naturaleza. Además de los amplios valles, bosques verdes, montañas y otros parajes naturales, como los famosos Lagos de Covadonga o los Picos de Europa, Asturias cuenta con ciudades emblemáticas, entre las que destacan Gijón, Avilés y Oviedo. En este destino se puede pasar de estar en un pequeño pueblo rural a una gran ciudad en cuestión de minutos. Además, se trata de una gran atracción turística para los amantes del deporte y la aventura, que podrán realizar actividades como senderismo, escalada en los Picos de Europa, ciclismo por las carreteras de montaña y actividades acuáticas como buceo o surf en las playas más famosas de Asturias. 

Segovia

Esta ciudad histórica de Castilla y León, situada al noroeste de Madrid, ofrece un gran legado arquitectónico resultado de los siglos de asentamiento. El Acueducto de Segovia es obra de la ingeniería civil romana y posee más de 160 arcos. La Catedral, por su parte, tiene un estilo gótico, aunque fue construida en la época renacentista. Otros de los principales monumentos que merece la pena visitar son el Alcázar, el Mirador de la Pradera de San Marcos, las Murallas y el Museo de Segovia. Sin duda un destino en el que enriquecerse de cultura y de historia. 

Madrid

El puente de diciembre es una de las fechas con mayor oferta de ocio y de actividades culturales en la capital española, a la que se puede llegar en coche, en avión o en AVE. Ver las luces de Navidad es uno de los principales atractivos para visitar el centro de la ciudad. Además, en estas fechas se puede encontrar productos navideños en los tradicionales mercadillos. Madrid es una ciudad viva repleta de rincones, entre los que destacan la Plaza Mayor, el Palacio Real, la Gran Vía, la Cibeles, el Museo del Prado, el Museo de las Ilusiones, la Puerta del Sol, el Parque del Retiro, la Puerta de Alcalá o la Catedral de la Almudena

Granada

No hace falta salir de Andalucía para disfrutar de un cambio de aires y ver cosas nuevas. En esta ciudad de arquitectura andaluza y con una marcada herencia árabe, situada a los pies de Sierra Nevada, se pueden visitar magníficos monumentos fruto de las diversas culturas que han ido pasando por el lugar a lo largo de la historia. Pasar por los patios y los jardines de la Alhambra, observar el techo de la Catedral, callejear por el Albaicín, el Sacromonte o el Paseo de los Tristes y contemplar las vistas desde el mirador de San Nicolás, el más emblemático de la ciudad, son algunas de las muchas opciones que ofrece Granada. Además, el puente de diciembre es una fecha perfecta para visitar la ciudad, ya que a la belleza de sus calles se suma la calidez de la iluminación navideña. 

Barcelona

La ciudad mediterránea caracterizada por la arquitectura modernista de Gaudí ofrece un sin fin de actividades de ocio que animan a visitarla. En esta ciudad se concentran los nuevos aires de lo vanguardista y el amor por lo tradicional. Un foco repleto de creatividad, cultura, moda, arquitectura, gastronomía y diseño en cada rincón que la conforma. Entre los principales puntos de interés destacan la Basílica de la Sagrada Familia, el estadio Camp Nou, la Catedral de Barcelona, el Palau de la Música Catalana, el Museo de Arte Contemporáneo, la Casa Milà, La Rambla o el parque Güell. Además, en los alrededores de la catedral se celebra cada año la Feria de Santa Lucía, que es el mercado navideño más antiguo de la ciudad. 

Ronda 

Dentro de la provincia, Málaga cuenta con multitud de ciudades y pueblos en los que descubrir rincones y pasear por calles encantadoras. No es necesario irse muy lejos para disfrutar de una escapada. Uno de estos lugares especiales es Ronda. La ciudad se viste de Navidad a principios de diciembre, por lo que en el puente ya se podrá caminar bajo el alumbrado. Observar las vistas desde el Mirador de Ronda o desde el Puente Nuevo, que une los dos lados del cañón del Tajo y tiene más de 100 metros de profundidad. Pasear por la Calle de la Bola y entrar a sus tiendas a realizar las compras navideñas o hacer una ruta de tapas por sus bares son solo algunos de los muchos planes para hacer en Ronda.

Sevilla

La capital andaluza tiene un estilo muy definido y, sin duda, especial. La cuna de la Giralda es uno de los destinos preferidos en estas fechas. Algunas de las paradas para apuntar en el mapa son el Real Alcázar y sus jardines, la Catedral de Sevilla, la Plaza España, el barrio de Triana y el de Santa Cruz, el parque María Luisa y la Torre del Oro. Un plan delicioso es probar la repostería típica sevillana en las distintas confiterías de la ciudad, o bien hacer un recorrido por los conventos, donde las monjas preparan estos dulces de manera tradicional. Además, desde principios de diciembre el brillo se apodera de las calles, ya preparadas para la Navidad. 

Zaragoza

En la comunidad autónoma de Aragón, a orillas de ríos como el Ebro, el Huerva y el Gállego, se encuentra Zaragoza, una de las ciudades más grandes de España. Cuenta con tres grandes joyas: la Catedral-Basílica de Nuestra Señora del Pilar, la Catedral del Salvador y el Palacio de la Aljafería, construcción árabe de mediados del siglo XI. El Tubo es el lugar idóneo para perderse callejeando y hacer ruta de tapas. En este entramado de calles estrechas se encuentra la zona principal de bares y tiendas de la ciudad. Para disfrutar de la iluminación navideña, los principales puntos de interés son la Plaza Paraíso, la Plaza del Pilar, el Paseo de la Independencia y la Plaza de San Felipe.