La investigación sobre el incendio que destruyó la autocaravana de Juan Cassá ha resultado infructuosa. Fuentes judiciales han confirmado a este periódico que el Juzgado de Instrucción número 5 de Málaga se ha visto obligado a archivar provisionalmente la causa «por falta de autor conocido», circunstancia que impide concluir si se trató de un acto vandálico indiscriminado o si por el contrario fue un ataque con trasfondo político.

Esta última opción es la que denunció públicamente el concejal no adscrito y declarado tránsfuga por el pleno del Ayuntamiento de Málaga tras su polémica salida de Ciudadanos. El asunto de la autocaravana ha sido llevado por el mismo juzgado que instruyó el caso de acoso telefónico de José Luis Paradas Romero, excompañero de partido del edil y gerente de la empresa municipal Málaga Deporte y Eventos hasta que fue condenado el pasado mes de septiembre por tres delitos leves de coacciones telefónicas a Cassá. Ambos casos nunca fueron vinculados por los investigadores.

El suceso tuvo lugar sobre las 6.00 horas del 30 de julio de 2020 en la zona de Parque Clavero, donde tenía aparcada la autocaravana en la vía pública muy cerca de su domicilio. El propio Cassá lo anunció apenas hora y media después a través de su perfil de Twitter con un vídeo en el que se veía el vehículo reducido a los hierros del chasis. «Esta madrugada han quemado mi autocaravana, aparcada junto a mi casa, con la que me voy con mi mujer y mis 5 hijos de vacaciones. Llevo 3 meses recibiendo amenazas y coacciones, pero hoy han traspasado la barrera de lo tolerable. No podemos permitir estos actos mafiosos», escribió antes de añadir que no se iba a mover de su postura y reiterar su apoyo al alcalde de Málaga, cuyo mandato depende de Cassá.

El asturiano, que meses antes abandonó Ciudadanos y anunció su apoyo al PP en el Ayuntamiento y en la Diputación a cambio de más visibilidad en la escena política malagueña, fue declarado tránsfuga el mismo día del incendio por el pleno del Ayuntamiento de Málaga con los votos de PSOE, Adelante Málaga y Cs, cuyos representantes no dudaron en condenar el impactante incidente de la autocaravana. Tras presentar una denuncia formal en la Comisaría de El Palo, la Policía Nacional inició una investigación que pronto apuntó a que fue un incendio provocado, aunque no se pudo determinar la autoría ni el móvil del incendio.