La Gerencia Municipal de Urbanismo ha concedido licencia de obra la empresa Vía Célere Desarrollos Inmobiliarios SA para construir dos edificios de planta baja más cuatro, unidos por un sótano, en la parcela ubicada entre el número 11 de la calle Octavio Paz y el número 7 de Max Bruch, en Hacienda Cabello. De esta forma, en el primero de los inmuebles habrá 76 viviendas, en el segundo 55 y, en otro portal de esta construcción, 46 unidades para uso de hospedaje temporal no turístico, es decir, lo que se conoce como 'coliving', es decir, espacios habitacionales destinados, por ejemplo, a 'nomadas digitales' o personas que vienen a trabajar en empresas punteras de la ciudad. Es la segunda licencia para un edificio de este tipo que se concede en la ciudad.

También se han previsto 217 aparcamientos, consta en la documentación. La inversión roza los 11 millones de euros. Los edificios son de baja más cuatro sobre rasante con un sótano común de aparcamientos. "El edificio uno o suroeste se destina íntegramente a 76 viviendas con aparcamientos en la planta baja, y el edificio dos o noroeste destina un portal a 55 viviendas y un segundo portal, a un único establecimiento con uso de hospedaje temporal no turístico (antes denominado con el anglicismo 'coliving').

"El término anglicanizado 'coliving' persigue describir un establecimiento único en el que personas sin un límite específico de edad (no se trata de residencias de estudiantes ni de mayores, por tanto), ni características determinadas (tratamiento o personas con un fin común) van a compartir un alojamiento en su día a día mediante diversos espacios comunes, quedando las zonas de pernoctación (dormitorio, asueto y baño) individualizadas. Según lo anterior, el concepto entraría en lo que se conoce como residencia, pero queda eliminado el componente de servicio o función social, educativa o sanitaria, y con él la posibilidad (inicialmente barajada), de que se considerase la actividad incluida dentro de los equipamientos comunitarios", según el PGOU, destaca Urbanismo.

Así, tanto el plan parcial como el PGOU de 2011 permiten el establecimiento "del uso hospedaje como un uso compatible y/o alternativo al previsto en el planeamiento vigente (que es el residencial de viviendas), siempre disponiendo de elementos de acceso y evacuación independientes de los del resto del edificio". No se trata, insiste Urbanismo, de un hospedaje turístico y, por tanto, no estarían sometidos estos apartamentos a informe o comunicación previas del registro de alojamientos turísticos de Andalucía.

Cabe recordar que el Grupo LAR, especializado en la inversión, desarrollo y gestión de activos inmobiliarios, explicó a finales de octubre que su primer proyecto de coliving, que estará situado en el Málaga TechPark (PTA), tendrá un total de 186 camas, en su mayoría para trabajadores de la tecnópolis. Los precios de alquiler partirán desde los 450 euros. La inversión en el inmueble ascenderá a 17,8 millones de eurosLa Gerencia de Urbanismo concedio la licencia de obra en octubre. Está previsto que las obras comiencen este mismo año.