La Fundación Bancaria Unicaja, principal accionista de Unicaja Banco, ha emitido en la tarde de este jueves un comunicado en el que rechaza cualquier posibilidad de que la sede social de la entidad financiera, situada en Málaga, pueda cambiar de lugar. También recuerda que el ERE presentado por el banco para la salida de 1.513 trabajadores y su negociación con los sindicatos son decisiones que "corresponden exclusivamente" a los órganos de administración y dirección de la propia entidad finaciera.

"Unicaja Banco está negociando un ERE para su plantilla sobre el que tanto la negociación como las decisiones que se adopten corresponden exclusivamente a sus órganos de administración y dirección. Estamos convencidos, no obstante, de que finalmente se alcanzará un acuerdo entre las partes", afirma la Fundación Bancaria, presidida por Braulio Medel.

"Carece de la más mínima base la especulación, absolutamente gratuita, de que la sede social de Unicaja Banco podría cambiar de lugar. La ubicación de la sede en Málaga y el mantenimiento del nombre de Unicaja están firmemente recogidos en el Proyecto de Fusión y en los Estatutos de Unicaja Banco. Ello fue así por exigencia expresa de esta Fundación, como accionista mayoritario de Unicaja Banco", añade esta institución, que tiene el 30% del accionariado del banco malagueño.

La Fundación ha estado en el centro de la polémica durante las últimas semanas, ya que tanto voces sindicales como políticas han manifestado sus temores de que en el seno del consejo de administración del banco, que cuenta con 15 consejeros, los cuatro designados por la Fundación sean más proclives a las tesis, decisiones y estrategias del actual consejero delegado de la entidad, Manuel Menéndez, que procede de Liberbank. Las concentraciones y manifestaciones que ha protagonizado la plantilla de Unicaja con motivo del ERE también han tenido mensaje críticos contra Medel y Menéndez.

Además, la Diputación de Málaga aprobó este miércoles en pleno por unanimidad pedir a Unicaja que asegure la continuidad de la sede central del banco en Málaga, mientras que el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo ha dicho este jueves que la Junta apoya "que Unicaja crezca, siempre con su sede en Andalucía y siempre con su referencia andaluza y en la provincia de Málaga".

En su comunicado, la institución afirma que "el principal lazo que permite mantener el vínculo de Unicaja Banco con Málaga y Andalucía es la condición de la Fundación Bancaria como principal accionista del mismo, único caso en el mapa financiero andaluz y uno de los cuatro o cinco en el conjunto de España".

"En un plano más amplio, y a título estrictamente informativo, conviene recordar que, por imperativo legal y estatutario, esta Fundación se debe a dos mandatos básicos: desarrollar la más eficaz y amplia obra social y cultural posible en sus territorios de origen y gestionar de manera eficiente, rigurosa y sostenible en el tiempo su patrimonio (incluida natural y preferentemente su participación en Unicaja Banco). Así ha sido en el pasado, así lo es hoy y así lo será en el futuro", añade la Fundación.