El presupuesto elaborado por la Diputación Provincial de Málaga contempla 236 millones de euros para inversiones en la provincia en 2022 que supondrán el impulso de 138 proyectos. En total, las cuentas que se someterán este viernes a votación plantean una cuantía total de 352,34 millones que implica una subida del 16,7% respecto al ejercicio anterior. Así lo explicó el presidente de la institución, Francisco Salado, quien destacó que se trata de los presupuestos "más municipalistas y sociales" de la historia a la vez que incidió en la importancia de un apartado dedicado expresamente para la recuperación de Sierra Bermeja tras el feroz incendio de este verano

A juicio de Salado, "se trata de un presupuesto marcado por la pandemia del COVID porque la Diputación ni puede ni debe permanecer ajena a los problemas de esta crisis". "Todo lo contrario, queremos ser los aliados de los 103 municipios y esa es nuestra prioridad, en eso está concentrado el equipo de Gobierno; son unos presupuestos a la altura de los desafíos a los que nos enfrentamos en un momento de gran incertidumbre económica", enfatizó.

En este sentido, el máximo responsable provincial puso el foco sobre "el incremento de un 65,2 por ciento en inversiones reales o el aumento hasta un 51,8 por ciento en transferencias de capital". "El presupuesto en educación, juventud y deportes crece un 48,6 por ciento; en igualdad, servicios sociales y familias crece un 14,1 por ciento; las partidas destinadas a cultura aumentan un 12,9 por ciento; y el presupuesto de Sabor a Málaga se verá incrementado en un siete por ciento para darle un nuevo impulso a esta marca", agregó.

Asimismo, Salado detalló que "habrá 31,4 millones de euros más para los ayuntamientos, a lo que habrá que sumar más partidas cuando tengamos el remanente; 7,4 millones de euros más en la ayuda a domicilio y 6,7 millones más en políticas sociales; 2,7 millones más en promoción turística; 2,1 millones en políticas de lucha contra el cambio climático; y dos millones más en inversiones para afrontar la extinción de incendios".

El presidente expuso que son "unos presupuestos muy municipalistas que apuestan por aquellas partidas incondicionadas en las que los alcaldes y alcaldesas deciden a lo que se dedican los fondos". "Los ayuntamientos tendrán más libertad que nunca para decidir a qué destinan nuestros fondos; creemos de verdad en el municipalismo, otras administraciones lo predican pero a la hora de la verdad no se ven transferencias reales", aseguró Salado antes de traducir esta apuesta "por los ayuntamientos" a términos económicos. Así, "se han presupuestados 69 millones de euros en transferencias a los ayuntamientos". Esta cifra se desglosa en "28,8 millones de euros en fondos incondicionados dentro del Plan de Concertación, a los que hay que sumar 6,6 millones de euros de programas previstos por la Diputación en función de las cuestiones solicitadas por los ayuntamientos, un nuevo plan extraordinario de 17,5 millones más 16 millones de euros de transferencias a los ayuntamientos contemplados en el préstamo".

Saldo prestó especial atención al esfuerzo que se hace en relación al incendio de Sierra Bermeja con "un total de nueve millones de euros destinados a recuperar y reparar los daños, a prevenir que se produzcan nuevos incendios y a mejorar nuestra capacidad de respuesta, y la de todos los ayuntamientos, ante este tipo de catástrofes”. De este modo, "se emplearán 4,6 millones de euros en la mejora de carreteras y caminos en la zona, que faciliten también las formas de acceso y de evacuación; 1,4 millones de euros para construir nuevas tomas de agua para camiones de bomberos en los quince municipios del Valle del Genal; 1,9 millones en la reparación y adecuación de todas las infraestructuras hidráulicas de la zona; y un millón de euros en ayudas y subvenciones a personas y empresas afectadas por el incendio".

En cuanto a los 65 millones en políticas sociales, el presidente provincial resaltó "los 31,9 millones de la ayuda a domicilio a las personas dependientes, 25,3 millones para servicios sociales y 5,6 millones en ayudas a familias sin recursos, entidades y programas sociales".

En relación al apoyo a los sectores productivos, "hay partidas como los 26,6 millones de euros que se destinan a las empresas y autónomos de la provincia o los 5,3 millones de euros de ayudas al tejido empresarial" y "13,37 millones de euros en el presupuesto de Turismo Costa del Sol, que suponen un aumento del 14,5 por ciento". Por otro lado, para el fomento del empleo hay consignados más de 19 millones de euros. "No hay mejor política social que la creación de empleo", proclamó Salado.

Respecto a la atención que se le presta a las entidades y consorcios de la Diputación, el Patronato Provincial de Recaudación se beneficiará de "una aportación adicional de 2,5 millones de euros, para corregir la pérdida de la plusvalía tras la sentencia del Tribunal Constitucional, que eleva el presupuesto total de esta entidad a los 38,9 millones de euros".

En esta línea, el Consorcio Provincial de Bomberos "también recibirá una inyección extra de un 4,5 por ciento respecto al año anterior hasta alcanzar un presupuesto total de 23,5 millones de euros para 2022", según explicó Salado. Además, para el Consorcio Provincial de Residuos habrá 21,2 millones de euros y para el Consorcio de Aguas se destinan 4,3 millones de euros.

A la hora de destacar algunas de las inversiones proyectadas, Salado se refirió a "nueve millones de euros para mejorar la red de carreteras provincial; 3,2 millones de euros para el Plan DUSI Caminito del Rey en colaboración con los ayuntamientos de la zona; 700.000 euros para la construcción del Museo de la uva pasa en Almáchar, recién adjudicado; 1,3 millones de euros para obras de abastecimiento y mejora del suministro de agua; y 1,2 millones para la construcción de una tubería de agua potable entre Almogía y Casabermeja".

Otro capítulo a tener en cuenta, según Salado, es el de "las inversiones con cargo al préstamo, con veinte millones para la Gran Senda; dieciséis millones de euros para subvenciones a los ayuntamientos; quince millones de euros para planes de mejora de infraestructuras hidráulicas; diez millones de euros para construir y mejorar depuradoras de aguas residuales; 11,3 millones para carreteras y 7,2 millones para el Plan Via-ble; diez millones para la Senda Litoral, dos millones para iniciar la Senda Azul, y siete millones en materia de patrimonio".