A paso lento pero firme. Los viajeros alojados en hoteles y las pernoctaciones realizados por estos registraron el pasado mes de octubre unas cifras que se empiezan a acercar a los números que registraba la provincia en 2019, es decir en la época prepandemia. Así lo reflejan las estadísticas de coyuntura hotelera publicadas ayer por el INE, que evidencian que esos síntomas de recuperación vienen de la mano sobre todo del turismo nacional, frente a unos emisores extranjeros que aún arrastran las consecuencias del Covid y las restricciones de sus respectivos países.

En octubre, fueron 455.056 los viajeros alojados en establecimientos de la provincia, lo que supone cuatro veces más que el mismo periodo del año pasado y ya más cerca de los 536.722 registrados en 2019. En el acumulado del año, sin embargo, Málaga aún sigue lejos de las cifras de hace dos años, con 2,8 millones de viajeros frente a los 5,1 de 2019. Lejos de sus datos habituales están también los viajeros extranjeros, a la mitad de hace dos años en la suma de enero a octubre.

En cuanto a las pernoctaciones, la Costa del Sol fue la segunda del país, solo superada por Mallorca, con más de 1,5 millones de estancias en octubre, la mayoría de ellas de turistas extranjeros, aunque el mercado nacional supera en este pasado mes las pernoctaciones registradas en 2019, con 456.639 frente a 349.321. En el total de lo que va de año, la provincia está a la mitad de lo que contabilizaba prepandemia.

En Andalucía, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros aumentaron un 284,7% en octubre en relación al mismo mes de 2020 y alcanzaron la cifra de 3.825.360 frente a las 994.199 registradas un año antes, en un contexto marcado por el impacto de la pandemia del coronavirus sobre el sector turístico.

En lo que va de año, la comunidad ha registrado 26,02 millones de pernoctaciones. En relación a octubre de 2019, antes de la pandemia, las pernoctaciones hoteleras en Andalucía el pasado mes han caído en un 20,12%, tras registrarse entonces 4.788.946 .