Cuatro personas han sido detenidas en Málaga por su presunta pertenencia a una organización dedicada al tráfico de drogas entre España y Holanda. La investigación de la Policía Nacional ha destapado que el grupo realizaba habitáculos en maquinaria industrial de refrigerado y en rollos de cable para ocultar los estupefacientes. Los agentes han localizado en una nave industrial del polígono Guadalhorce 95 kilos de cogollos de marihuana y 500 gramos de hachís, además de 1.420 euros, un camión de grandes dimensiones y un turismo. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión para los cuatro arrestados.

Fueron los agentes especializados en la lucha contra el crimen organizado de Fuengirola los que comenzaron a tirar del hilo tras conocer la existencia de una organización dedicada al tráfico de marihuana entre España y el norte de Europa que podían tener un centro de preparación y partida de la mercancía en el polígono Guadalhorce. Una vez identificados los sospechosos, los investigadores comprobaron que se abastecían de partidas de cannabis sativa a través de proveedores locales para posteriormente introducirla tanto en maquinaria industrial de refrigerado como en rollos de cable industrial modificados con habitáculos realizados expresamente para ocultar la droga y facilitar su tránsito sin ser detectado.

Parte de la droga intervenida.

Sin embargo, el pasado 18 de noviembre, con la certeza de que se estaba preparando un transporte inminente, los policías solicitaron autorización judicial para la realización de una entrada y registro en la nave, donde encontraron parte de la droga y multitud de enseres para envasar y preparar las remesas. Gracias a la colaboración de los bomberos de Málaga, hallaron máquinas refrigerantes y rollos de cable modificados para la ocultación de la droga.

En las proximidades del lugar, integrantes del dispositivo policial detectaron un vehículo sospechoso que se dirigía a la nave investigada. Tras inspeccionar el interior del mismo acreditaron que transportaba 80 paquetes de cogollos de marihuana envasados en bolsas de vacío. La mercancía intervenida en el vehículo pretendía ser almacenada en la nave para posteriormente ser ocultada en los habitáculos y así exportarla a Holanda. En total se han intervenido 95 kilogramos de cogollos de marihuana, 500 gramos de hachís e intervenidos 1.420 euros, un camión de grandes dimensiones y un turismo.