La Consejería de Educación y Deporte, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, ha adjudicado el servicio de redacción de proyecto y estudio de seguridad y salud, dirección de obra, dirección de ejecución de obra y coordinación de seguridad y salud para la sustitución integral del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Intelhorce de la barriada de Campanillas, en Málaga capital.

El arquitecto Juan Antonio Moya Romero ha resultado adjudicatario de este contrato por un importe de 212.032,40 euros. La actuación tiene un presupuesto total programado, incluidos proyecto y obra, de más de tres millones de euros, han informado desde el Gobierno andaluz en un comunicado.

Los trabajos en el CEIP Intelhorce consistirán en la demolición de los dos edificios que componen el centro y su sustitución, en la misma parcela, por uno de nueva construcción de tipología C1, con una línea de Infantil y otra de Primaria. De esta actuación se beneficiarán los más de 90 alumnos matriculados, que se encuentran reubicados en el CEIP El Tarajal debido a las patologías estructurales que presenta el centro.

La nueva construcción contará con algo más de 2.030 metros cuadrados, distribuidos en zona docente, espacios comunes y área de administración. En la zona docente habrá tres aulas polivalentes de infantil, con sus correspondientes aseos y aulas exteriores, espacios comunes para infantil, seis aulas polivalentes de primaria y dos de pequeño grupo.

Además, como espacios comunes acogerá un aula de educación especial, biblioteca, sala de recursos, un gimnasio con vestuarios, salón de usos múltiples y núcleo de aseos.

El área de administración albergará despacho de dirección y jefatura de estudios, sala y aseos para el profesorado, sala para la asociación de madres y padres del alumnado y del propio alumnado, secretaría y archivo, así como conserjería y reprografía.

En la zona común se localizarán un comedor con cocina, un almacén general, un cuarto de instalaciones, aseos-vestuarios para uso no docente y cuarto de limpieza y basura. En los espacios exteriores, el colegio contará con porche cubierto, zonas de juegos de infantil y primaria, pista polideportiva, área de estacionamiento, zona ajardinada y huerto, reservándose una superficie de 450 metros cuadrados para futuras ampliaciones.

El nuevo edificio del CEIP Intelhorce incorporará placas solares fotovoltaicas para la producción de energía eléctrica, en línea con el objetivo de conseguir edificios docentes más sostenibles y reducir el coste energético de los mismos.

Asimismo, dispondrá de un novedoso sistema de ventilación natural para garantizar la calidad del aire interior, diseñado por la Agencia Pública Andaluza de Educación. Este se compondrá, en cada una de las aulas, de ventanas automatizadas y un sensor de dióxido de carbono que determinará el nivel a partir del cual se activará su apertura.

La actuación pertenece al Plan de Infraestructuras Educativas de la Consejería de Educación y Deporte, que se ejecuta a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación.