El centro de Málaga tiene un alto atractivo y, en Navidad, pasear por sus calles es una cita casi obligada. Con el objetivo de dinamizar el comercio local y de proximidad y favorecer a la economía malagueña en el centro de la ciudad, la Asociación Centro Histórico de Málaga junto con la Concejalía de Comercio, Gestión de Vía Pública y Fomento de la Actividad Empresarial y de Distrito Centro han desarrollado una serie de actividades para atraer a la ciudadanía. Un ejemplo son los distintos premios que obtendrán los clientes por consumir y comprar en algunos establecimientos. 

El alumbrado navideño no es el único motivo para visitar el centro, también existen multitud de lugares objeto de atracción turística, como los bares, los restaurantes y los comercios locales, donde poder hacer las compras navideñas. Según Fuensanta Villalobos, gerente de la Asociación Centro Histórico, la finalidad es que el centro de la capital tenga un atractivo adicional que invite a los viandantes a consumir en el comercio local. 

Los clientes que consuman en los establecimientos que forman parte del 'centreo' de la Navidad serán premiados con diversas recompensas. Según la gerente, se trata de un regalo directo donado tanto por la corporación municipal como por los comercios que participan. Los clientes obtendrán un sobre con la dirección del local al cual han de asistir a recoger su regalo, que puede ser desde una pulsera o un cacao de labios hasta una pata de jamón. “'Centrear' nuestra ciudad tiene premio”, apunta Elisa Pérez, concejala delegada de Comercio, Gestión de Vía Pública y Fomento de la Actividad Empresarial.

Para facilitar las compras navideñas a los clientes y que no tengan que continuar la jornada cargando con las bolsas, existe la posibilidad de recibir las compras directamente en casa, por envío. Villalobos asegura que esta opción continuará hasta que acaben las navidades, tanto en el territorio provincial como a nivel nacional.

El mensaje de Gemma del Corral, concejala del Distrito Centro, es claro: anima a los malagueños y malagueñas, y también a los visitantes, a asistir al centro a consumir en el comercio local y de proximidad. “Todas las medidas no tendrían sentido si no las apoyamos y no venimos a consumir al centro”, añade del Corral. 

“Somos conscientes de que trabajamos con una competencia fuerte como los centros comerciales. Teníamos que reforzar todo el atractivo que, de por sí, tienen los comercios de proximidad y tomar medidas para que no haya excusas en comprar en el centro histórico”, explica la concejala. 

Gemma del Corral, Fuensanta Villalobos y Elisa Pérez de Siles. Alicia González

Para los más pequeños

Otra de las medidas para facilitar las compras es la posibilidad de dejar a los niños en dos ludotecas diferentes de la ciudad: Señor Nilson y Aula del Mar. Según Villalobos, con compras superiores a 20 euros en los establecimientos, se podrá disfrutar del servicio que ofrecen las instituciones de manera gratuita. 

“Las ludotecas ayudan a las familias a conciliar las compras con el cuidado de los más pequeños que, normalmente, están revoltosos, porque lo que tienen que hacer es estar disfrutando y jugando”, explica del Corral. 

Según la concejala, la ludoteca del Señor Nilson destaca por “el especial cariño y el interés que le ponen” y por su infraestructura. "Gracias al Ayuntamiento hemos podido salvar una de las instituciones más importantes de Málaga. Una manera de devolver el favor es ayudar a los comercios y al centro histórico cuidando y enseñando a los niños durante las navidades”, afirma del Corral sobre el Aula del Mar, que estuvo cerrada desde marzo de 2020, pero reabrió al público el pasado noviembre con la ayuda del Ayuntamiento de Málaga.