La presentación de la plataforma ciudadana "Salvemos Unicaja" ha estado arropada este jueves por representantes de los partidos PSOE, Unidas Podemos, PP y Cs y los sindicatos CCOO y UGT. Esta organización, que se ha constituido en Málaga con el objetivo de garantizar la vinculación territorial de Unicaja Banco a la ciudad, está impulsada por el profesor de Derecho de la Universidad de Málaga y exconcejal de IU Pedro Moreno Brenes, que ha reiterado la petición de dimisión del presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel.

Unicaja Banco está inmersa en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a 1.513 trabajadores y al cierre de 395 oficinas, lo que ha provocado que la representación sindical haya convocado otra huelga para este jueves, secundada según las centrales por el 91% de la plantilla.

Brenes ha estado acompañado por la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada (Cs), la portavoz del PP de Málaga, Elisa Pérez de Siles; las concejalas Begoña Medina y Alicia Murillo, del PSOE y la coordinadora de IU Málaga, Remedios Ramos.

Según Moreno Brenes, "el pez chico se ha comido al grande", en referencia a Liberbank y Unicaja Banco, respectivamente, (recientemente fusionadas) y pide a los dirigentes del banco que "se dejen de poner de perfil" y retomen la "dignidad de la gestión" de la entidad.

Cree que si Braulio Medel no dimite el Patronato de la Fundación debe reunirse para sustituir a Medel, que se nombre a otro presidente y Unicaja "encauce otro futuro". "Salvemos Unicaja" acumula ya cerca de 8.000 adhesiones, cuya mayoría se han registrado a través de la plataforma change.org y una minoría por el correo electrónico habilitado por el profesor.

La representante de CCOO Rosario Orozco ha criticado el "pacto antinatura" entre la Fundación Unicaja y los antiguos representantes de Liberbank que, según ésta, ha entregado la gestión de Unicaja Banco al socio minoritario en el proceso de fusión de ambas entidades.

Por su parte, la representante de UGT Rebeca López ha añadido que el cierre de oficinas va a ahondar en la "exclusión financiera" de las zonas rurales y ha recalcado que Unicaja "venía siendo el emblema de Málaga y Andalucía y nos la están robando".