La Gran Feria Sabor a Málaga vuelve a celebrarse este año durante el puente de la Constitución y de la Inmaculada. Permanecerá abierta al público desde el sábado 4 de diciembre hasta el miércoles 8 de diciembre. “Lo prometido es deuda: hay Feria Sabor a Málaga”, confirma Francisco Salado, presidente de la Diputación.

Esta novena edición de la gran feria se celebrará en el Paseo del Parque, desde las 10.00 horas hasta las 21.00 de cada día. En el Recinto Eduardo Ocón, se desarrollarán las distintas actividades programadas, como las demostraciones de cocina y las actuaciones musicales, de la mano de la Joven Orquesta Provincial de Málaga y el sonido de las zambombas.

Además de las 90 casetas en las que se podrán adquirir productos de las diversas marcas que conforman Sabor a Málaga, como vinos, quesos, repostería navideña, aceite y mermeladas; habrá siete espacios de restauración , situados frente al auditorio, en los que se degustarán los platos más típicos de la gastronomía malagueña, como berzas, callos, caldillo de pintarroja, potaje de castañas, molletes antequeranos y moluscos malagueños, entre otros.

Según Salado, en cinco horas se habían agotado los 70 puestos disponibles en la feria tras mandar la carta de invitación a los productores que trabajan con la marca Sabor a Málaga. Por este motivo, se ha decidido ampliar el número de casetas a 90. “Queremos darle la oportunidad a todos de vender sus productos”, explica el presidente.

No celebrar la feria “hubiese sido un daño importante” para los productores, ya que la facturación de esos días “es vital para su economía” y sirve para compensar la escasa actividad de los meses de enero y febrero, en los que las ventas son “muy flojas”, según Salado.

“Ha llegado el momento de potenciar más su actividad y de reforzar su presencia en las ferias nacionales e internacionales”, declara el presidente sobre Sabor a Málaga, que nació en 2011 gracias al trabajo conjunto de la Diputación y más de 400 empresas agropecuarias de la provincia.

Su objetivo principal es aumentar las ventas y las importaciones de la industria alimentaria malagueña, crear trabajo, favorecer a la economía local y luchar contra la despoblación, ya que la gran mayoría son “pequeños productores” del interior de la provincia. El presidente también recuerda el favor que supone para el planeta consumir productos locales, ya que gracias al kilómetro cero se reduce la huella de carbono y se realiza un consumo “responsable y más sostenible”.

La Gran Feria del año pasado “dejó un sabor agridulce”, explica Salado: el número de visitantes fue mucho más reducido a causa del cierre perimetral. Para esta edición, se espera recibir una gran cantidad de invitados, no solo de la provincia, sino también turistas que vengan a Málaga a pasar el puente.

Para evitar las aglomeraciones y asegurar que se cumplen las medidas sanitarias, como la distancia de seguridad y el uso de las mascarillas, habrá un personal que se encargue de ello; así como un control del aforo, aunque no hay un límite establecido.

Francisco Salado, en el centro de la imagen, en la presentación de la Feria Sabor a Málaga. L. O.

Cada día una temática

 Se han diseñado 40 actividades diferentes para todos los públicos y cada día estará dedicado a una temática distinta, según Salado.

El sábado 4 de diciembre estará destinado al salchichón de Málaga y a la pasa malagueña. Como novedad, se dedicará un día al mar, por lo que el domingo 5 de diciembre se celebrará “la feria más marinera”, con cocina centrada en productos del mar. Ese mismo día también se hará entrega de los certámenes a los mejores vinos y quesos de Sabor a Málaga, concurso que se ha celebrado recientemente.

El lunes 6 de diciembre, festivo nacional, será el día para los más pequeños, ya que formarán parte de los espectáculos de cocina participando en la creación de platos, actividad que se introduce como novedad este año.

En cuanto al martes 7 de diciembre, estará dedicado a la cocina de interior, con productos de la huerta, repostería y jamón; y se desarrollará el certamen de corte de jamón ‘Popi’.

Para finalizar, el miércoles 8, Día de la Inmaculada Concepción, se celebrará el décimo aniversario de Sabor a Málaga con una “tarta gigante”. Además, se participará en una gran espetada gracias a la colaboración de la Mesa del Espeto, según ha explicado el presidente de la Diputación.