Málaga ha arrancado el puente cumpliendo las previsiones de actividad plena. Comercios y hostelería notaron ya ayer la mayor presencia de malagueños y de visitantes nacionales que han aprovechado este largo puente festivo para hacer una escapada a la provincia, que los recibió con temperaturas máximas por encima de los 19 grados en la capital y por encima de los 20 en algunos puntos de la Costa del Sol.

Desde media mañana, ya se notaban las ganas de disfrutar de estos días de fiesta, convertidos en una antesala de la Navidad y para lo que Málaga ofrece una amplia agenda de actividades y de ocio. Al alumbrado navideño que se ya se puede disfrutar en Larios y otros puntos del Centro se sumó ayer la inauguración de la Gran Feria Sabor a Málaga en el Paseo del Parque. El acto de inauguración estuvo a cargo del presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, acompañado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. «Durante 2022 vais a ver el cambio en el ritmo de la estrategia de promoción de Sabor a Málaga», se refirió Salado a los productores en relación al cambio de rumbo de la marca bajo la dirección de Presidencia de la Diputación. El presidente ha confirmado que se seguirán celebrando las ferias por la provincia y promocionando que el km0 se implante en la tierra.

Durante el puente de la Constitución, del 4 al 8 de diciembre, el Paseo del Parque vuelve a convertirse en un gran mercado gastronómico con un total de siete espacios de restauración y 90 puestos de venta que los propios productores reservaron en menos de cinco horas desde que la Diputación los ofertó.

Para este puente, la ocupación prevista por los hoteleros es de en un 52,02%, dieciocho puntos aún por debajo del mismo puente en 2019. «El puente de la Inmaculada parece que va a mantener las constantes de noviembre, superando el cincuenta por ciento de ocupación, una tendencia que tenderá a bajar en diciembre», dijo esta semana el presidente de Aehcos, José Luque.

Para diciembre en total, la ocupación en la provincia descendería hasta el 39,3%.En torno al puente, la cuota de cliente internacional ha cambiado respecto a la tendencia de las últimas semanas, ya que ha evolucionado con un peso notablemente inferior al español: el 65% de los clientes pertenecen al mercado nacional, mientras que el 35% restante es extranjero.