El interés de teletrabajadores de todo el mundo por venir a la capital de la Costa del Sol a trabajar es evidente y sigue en pleno auge, al menos eso revelan los datos recabados por la web de MálagaWoorkBay, la campaña lanzada por el Área de Turismo, Promoción de la Ciudad y Captación de Inversiones, cuya titular, Rosa Sánchez, presentada hoy en rueda de prensa celebrada en el Mupam.

MálagaWorkBay es un proyecto que se puso en marcha el pasado mes de febrero y «se enmarca dentro de las acciones municipales para contribuir a la reactivación económica de la ciudad, así como fomentar la atracción y retención de talento y de inversión productiva». Para ello, dijo Sánchez, la Oficina del Inversor creó la web malagaworkbay.com, que ofrece toda la información relevante que necesita un teletrabajador para instalarse en la ciudad y poder trabajar y emprender: servicio, transportes, alojamiento. Además, está disponible en diferentes idiomas tales como español, inglés y alemán. Así, el portal ha recibido en estos diez meses 50.140 visitas que corresponden a 15.705 usuarios diferentes. Además de los españoles (9.907), destaca el número de visitantes alemanes que han sido hasta el momento, 1.510. A continuación se encuentran los estadounidenses, 612, y los argentinos, 412. También han visitado la página desde Países Bajos, Reino Unido, Francia, Bélgica, Colombia y México. En total, el portal ha atendido por escrito un total de 584 consultas de diversa índole de teletrabajadores que han solicitado más información sobre la ciudad o han preguntado algunas dudas.

«Antes de la pandemia detectamos un perfil de teletrabajadores que querían venir a Málaga, se establecían unos meses aquí;esto se pronunció mucho durante la pandemia», dice la concejala, quien destaca el clima, las buenas comunicaciones por aire y tren de la ciudad, (a dos horas y media de la capital en AVE), y recuerda que incluso muchas empresas locales han adaptado sus servicios para estos teletrabajadores, que necesitan apoyo jurídico, fiscal o laboral, entre otros, o incluso para buscar casa o colegio para sus hijos.

Sánchez también ha presentado hoy una oficina técnica de asistencia a teletrabajadores a través de la que se les ofrece orientación personalizada en su llegada a la ciudad y posterior integración en la vida de la capital. Asimismo, el próximo jueves se crea la comunidad #BayWorker con una primera reunión en la que van a participar los primeros inscritos en esta experiencia de teletrabajadores que han apostado por Málaga. Por otro lado, la campaña se ha adherido al programa Nómadas Corporativos, que organiza el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

En cuanto a la oficina técnica, se pone en contacto a los teletrabajadores con el sector de alojamiento, desde hoteles, a apartamentos;también se les buscan espacios de coworking para que puedan alquilar oficinas y trabajar o, incluso, entran en contacto con empresas de mudanzas.

Además de la web y la oficina de asistencia, el proyecto ha creado la comunidad de teletrabajadores de Málaga ‘BayWorkers’, que tiene como objetivo «identificar a estos profesionales y generar espacios de comunicación y de cooperación comunes que posicionen a Málaga como uno de los mejores lugares para teletrabajar y como un referente en la creación y ejecución de políticas innovadoras de atracción del talento y de empresas: de esta comunidad pueden formar parte freelances, empresarios, teletrabajadores y emprendedores que han puesto Málaga en su ruta». Con sólo registrarse a través de la web http://malagaworkbay.com, accederán a un espacio de atención personalizada, descuentos, ventajas y actividades culturales, así como de encuentros de networking. Se ha organizado, de hecho, un evento el 9 de diciembre en la fábrica de Cervezas Victoria con el fin de generar redes y que sirva como palanca para su desarrollo profesional.

Además, el Ayuntamiento se ha adherido al proyecto ‘Nómadas Digitales Corporativos’, organizado desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuyo pilar fundamental es desarrollar una plataforma tecnológica de referencia para atraer a los municipios a teletrabajadores cualificados y nómadas digitales internacionales. El proyecto se basa en un pasaporte digital para nómadas de esta naturaleza, el ‘Corporate Digital Nomad Passport’, en una plataforma blockchain, en la que estarán disponibles todos los servicios que precisen los nómadas digitales corporativos que acudan al destino. De momento, la ciudad parece atraer a teletrabajadores de todo el mundo.