La Gerencia Municipal de Urbanismo, dirigida por el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, anunció ayer que comenzará las obras de peatonalización de la calle Trinidad Grund, en el Soho, una vez pase la Navidad, después de adjudicar el pasado 2 de noviembre la primera fase de los trabajos de renovación a la empresa Obratec Ingeniería SL por un importe de 435.735,07 euros (IVA incluido). Más allá de esta actuación puntual, el edil lanza una idea que marca una hoja de ruta para el futuro a medio y largo plazo: la necesidad de eliminar el tráfico interno en la red de callejuelas transversales de ese barrio y peatonalizar la mayoría o la totalidad de esas vías.

El concejal explica que existe el debate sobre el numeroso tráfico que soporta el Soho, sobre todo en sus calles interiores, «lo siguiente es peatonalizar el Soho. El tráfico interior es importante en estas calles, ya abocadas a pertenecer al Centro Histórico, ahora comenzamos, tras la Navidad, la peatonalización de Trinidad Grund y ya peatonalizamos Tomás Heredia. Hemos hecho mucha actividad en el barrio con el tema de la videovigilancia. El Soho tiene que ir eliminando vehículos e incorporando calles en un proceso paulatino de peatonalización», destaca el concejal, quien insiste en que sería un procedimiento paulatino, no inminente, y que ahora se trata de reflexionar sobre ello.

«Es necesario ir paulatinamente mejorando el tráfico en esa zona, ir peatonalizando las calles del Soho con el fin de ir eliminando el trasiego de coches». Siempre que se ha emprendido un proceso similar en torno al Centro, los residentes y los servicios públicos (ambulancias, Policía Local, Limasam, Protección Civil, taxis, autobuses y Parques y Jardines) han podido seguir circulando, claro, por esas zonas urbanas, con el fin de que, por ejemplo, los vecinos puedan seguir teniendo acceso a los aparcamientos municipales.

Reducción del tráfico en el Centro

La ciudad ha sufrido ya importantes procesos de peatonalización, desde el eje de calle Larios-plaza de la Constitución y calle Granada al entorno de la Catedral y Molina Lario y varias calles del Soho. Ahora mismo se está semipeatonalizando la calle Carretería, en el futuro inmediato lo mismo ocurrirá con la calle Álamos y hay prevista una intervención urbana de gran calado como es el Plan Málaga Litoral, que supondrá el soterramiento del tráfico en 2,3 kilómetros, desde Muelle Heredia al entorno del Gran Hotel Miramar, y arriba se ganarán cientos de miles de metros cuadrados que habrán de ser peatonalizados. Uno de los proyectos es la unión del Parque con el Puerto, ganando 65.000 metros cuadrados. También se peatonalizó en su día el entorno de la iglesia de Santo Domingo, que ahora, por cierto, también va a ser reformado.

En cuanto a las obras de peatonalización de Trinidad Grund, el pasado mes de febrero un informe de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía dio su aprobación a estos trabajos. Las líneas generales abogan por una plataforma única, con una parte que continúa el acerado de la Alameda, pavimento central prefabricado color tabaco, adoquines color crema, baldosas de botones y baldosas de acanaladuras. También se intervendrá en una de las intersecciones con la calle Córdoba (en una fase más avanzada).

Esta actuación se enmarca en el proyecto Edusi Málaga Perchel-Lagunillas, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (PO Plurirregional de España 2014-2020), informó en su día el Consistorio.