La vacunación pediátrica contra la Covid-19 comenzará el próximo 15 de diciembre, después de que la Comisión de Salud Pública, en la que están representadas todas las comunidades autónomas junto al Ministerio de Sanidad, aprobase esta semana la incorporación de los niños y niñas de entre 5 y 11 años a la estrategia de inmunización.

En la provincia de Málaga, en ese grupo de edad hay 125.107 pequeños, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) hasta el 1 de enero de este año, de los que 60.745 son niñas y 64.362 son niños.

En toda la comunidad autónoma, hay 625.576 andaluces incluidos en esa franja de edad.

Según aclaró el consejero de Salud Jesús Aguirre, está previsto que la vacunación infantil empiece «preferentemente» en los centros de salud, ya que una de las preguntas que sobrevolaban en cuanto a la inoculación de los pequeños era si las inyecciones podrían administrarse en los propios centros educativos para aligerar el proceso.

El titular de Salud justificó esta decisión en la proximidad de las fiestas navideñas y el parón en el período lectivo.

«Las vacaciones de los niños es el día 21, la última semana son días de fiestas colegiales y no volverían otra vez al colegio hasta el día 10 u 11 de enero», aseguró en una entrevista en Canal Sur Mediodía.

Aguirre aseguró que la Consejería de Salud en colaboración con la de Educación y Deporte, tienen todo «planificado» para empezar a vacunar en cuanto llegue el primer cargamento de vacunas pediátricas, ya que se dispensarán en viales diferentes a los utilizados para la población adulta.

Esa primera remesa para Andalucía traerá 260.000 dosis de Pfizer/BioNTech, que se espera para la próxima semana. En enero, llegará otro flete de 400.000 vacunas de la misma fórmula.

Los padres podrán acompañar a sus hijos a ponerse la vacuna en los centros de salud los sábados en horario de mañana y de tarde. En caso de que el menor acuda solo, deberá mostrar una autorización por escrito de sus progenitores.

Los pequeños seguirán una pauta vacunal de dos dosis separadas con un intervalo de ocho semanas, el doble del período establecido para los adultos, según Sanidad, «para contribuir a incrementar la respuesta inmune».

Sin repercusión clínica

La extensión de la vacunación contra la Covid-19 a la población de entre 5 y 11 años, aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) el 25 de noviembre, pretende reducir la carga viral en esta franja, ya que, aunque los contagiados no suelen sufrir un desarrollo clínico grave de la infección, sí pueden ejercer como «contagiadores» de su entorno.

«La Comisión de Salud Pública ha aprobado la vacunación de estas cohortes de edad, para disminuir la carga de enfermedad de este colectivo y la transmisión en el entorno familiar, en los centros educativos y en la comunidad», manifestó el Ministerio de Sanidad esta semana, que también destacó la importancia de proteger a la población más joven de «posibles afecciones a futuro» como, por ejemplo, el Covid Persistente.

La tasa de incidencia acumulada a 14 días en la población de entre 5 a 14 años en Málaga se sitúa entre los 189 y los 220 casos por cada 100.000 habitantes.