Los sistemas de control de velocidad, instalados inicialmente la zona litoral de Málaga a mitad del mes de noviembre, servirán al Ayuntamiento para la obtención de información acerca del comportamiento de los conductores y conductoras en los carriles 30 km/h.

Cabe recordar que la ciudad de Málaga cuenta con una red cercana a 70 kilómetros de carriles en los que tienen preferencia las bicicletas y los vehículos de movilidad personal (VMP) sobre los vehículos a motor, y en los que la velocidad máxima de circulación es 30 km/h para permitir los desplazamientos en aquellos itinerarios carentes de carriles bici segregados, mientras se ejecuta la red integral de carril bici independiente del tráfico.

Además, existe un total de 3.603 vías de 1 y 2 carriles (724 kilómetros) en los que la velocidad se redujo de 50 km/h a 30 km/h, como consecuencia de la entrada en vigor el 11 de mayo de la modificación del Reglamento de Circulación aprobado por el Gobierno Central a través de la Dirección General de Tráfico (DGT).

De este modo, a través los 5 puntos de control se obtendrá información sobre velocidades, intensidades y otras magnitudes de tráfico con el fin de mejorar la seguridad vial y la movilidad en este tipo de vías urbanas. Los datos obtenidos se utilizarán solo con fines estadísticos y de estudios, no van a utilizarse con fines sancionadores.

El Consistorio prevé, conforme a disponibilidad presupuestaria, instalar este tipo de sistemas en otros distritos de la ciudad con el objetivo de conocer y concienciar a los conductores de vehículos de la necesidad de ser precavidos en este tipo de vías donde las bicicletas y los VMP cuentan con prioridad de circulación.