Esta tarde entrará en funcionamiento el vial de paralelo a la MA-20 de acceso a la autovía con el que las barriadas de Barriguilla, Portada Alta y Teatinos recuperarán su antigua entrada desde la autovía para la circulación que procede de la zona oeste de Málaga. 

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañado del concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López; la concejala del distrito Cruz de Humilladero, Teresa Porras; el director regional de Carrefour para Andalucía Sureste, Gaspar Noguera; Cecilio Ruiz, director del Hipermercado Carrefour Alameda; y Nicolás Pérez Guerrero, gerente de Carmila del Centro Comercial La Verónica de Antequera, Alameda y Los Patios, visitará esta tarde este nuevo vial, cuyas obras acaban de finalizar.

El desarrollo de esta infraestructura, que hoy se pone en funcionamiento, se enmarca en un convenio firmado entre el Ayuntamiento, Carrefour Property y Carmila en el año 2017 y que tiene como fin la colaboración de las partes en el impulso y financiación de un vial interno paralelo a la A-7 (ahora MA-20), que comunique el enlace de Alameda con la avenida Jorge Luis Borges y la plaza José Bergamín.

Ha supuesto una inversión de 2.227.242 euros (IVA incluido), financiada entre las tres entidades y ejecutada por la UTE Alameda-Barriguilla formada por las empresas Probisa Vías y Obras, S.L.U - Construcciones Garrucho, S.A.

Cabe recordar que la aportación del Consistorio se vio incrementada con respecto a la cifra que recogía el convenio suscrito con estas entidades en 665.447 euros (IVA incluido), como consecuencia de la necesidad de llevar a cabo una modificación del proyecto de obra aprobado inicialmente.

Esta modificación contemplaba la solución para la presencia de nivel freático detectado a 4 metros de profundidad en la zona de obras, causa por la que solución prevista en el proyecto aprobado inicialmente para la ejecución de la pantalla de pilotes discontinua necesaria para la contención del terreno y la construcción del vial, no era la adecuada. 

Esta nueva infraestructura forma parte de la planificación municipal viaria.

De este modo, complementará la movilidad interna de la ciudad, descargando de tráfico interno a la autovía. Se trata de disponer, por tanto, de una vía colectora, que permitiendo los accesos al viario urbano colindante, disminuya las concentraciones de tráfico en los propios enlaces de la MA-20.

El objetivo es dar un mayor y mejor servicio a los vecinos de la zona, potenciando las mejoras producidas con la remodelación del enlace ejecutado por el Ministerio de Fomento en 2010 y mejorar la fluidez en la circulación de la ciudad mediante la descongestión de algunos de los principales viales.

Por tanto, este proyecto contempla ejecutar una calle paralela, sin afectar a los ramales de los enlaces, que permita acceder desde la autovía MA-20 a las calles Saint-Exupéry, Prosper Mérimée y Plaza José Bergamín, sin tener que llegar hasta la plaza Manuel Azaña, descongestionando así el tráfico en esta zona.

La solución adoptada es recuperar la antigua entrada que cerró el Ministerio hace unos años. Para ello se ha creado un vial paralelo a la autovía MA-20, unidireccional, que, partiendo desde el actual lazo de acceso entre la MA-20 y la A-357, pasa bajo los nuevos ramales y discurra por terrenos que, en parte son de dominio público y en parte han sido cedidos al Ayuntamiento por Carrefour Property.

Por tanto, la longitud del vial principal, paralelo a la MA-20, es de 820 metros. La longitud de los viales complementarios es de 60,4 metros y 77,94 metros, respectivamente. La superficie total de actuación de las obras comprendidas en este proyecto ha sido de 6.286,84 m2.

Así, este ramal, en su último tramo, hasta llegar a la plaza José Bergamín, coincide sensiblemente con el antiguo ramal desde la A-7, que se cortó con la obra ejecutada por el Ministerio de Fomento. Al llegar a la Avda. Jorge Luis Borges, se ha creado crea un nuevo carril hasta la plaza José Bergamín, para lo que se ha ensanchado la calzada actual hacia la mediana.

Por tanto, hay un tramo inicial y otro final que coinciden con el viario actual y otro intermedio que es de nueva creación.

De este modo, a lo largo del trazado se produce la intersección de este nuevo vial con el ramal de salida desde Málaga a la Ronda Oeste (MA-20) sentido Barcelona. Citado cruce se resuelve mediante un paso interior que se emplaza desde el P.K 0+080 al P.K 0+298 del trazado del nuevo ramal.  

El paso inferior se ha materializado mediante la construcción de muros pantalla de diversos espesores y una profundidad máxima de 13,50 metros para su empotramiento en el nivel de arcillas. La finalidad de estas pantallas consiste en permitir realizar la excavación vertical en entornos que pueden ser especialmente difíciles (proximidad a servicios en uso u otras infraestructuras de transportes, niveles freáticos altos, etc.) como ocurre con esta obra.

Por su parte, el vial de acceso cuenta con el correspondiente alumbrado público formado por proyectores en el tramo de paso inferior y luminarias para el resto del vial, en ambos casos de tecnología LED.

Al mismo tiempo, se ha proyectado la señalización y balizamiento para conseguir el máximo grado de seguridad, eficacia y comodidad en la circulación de los vehículos, tanto en lo que afecta a las señales para la orientación del usuario como en lo relativo a elementos de contención en aquellos puntos en que dichos elementos son necesarios.

A su paso por la calle Prosper Merimée el vial cuenta con una pantalla acústica de 5 metros de altura y vano 4 metros con el objeto de mitigar el ruido en esta zona.

Además, también se ha realizado la reposición de diversos servicios que se han visto afectados por el desarrollo de las obras.

Malestar vecinal

El presidente de la Asociación de Vecinos Parque Teatinos, Miguel Millán, mostró este martes a este diario su malestar por haber sido invitado al acto "sólo 15 minutos antes de que empezara", por lo que tuvo que declinar la invitación. Precisamente el pasado mes de octubre, La Opinión se hacía eco de que este enlace recuperado tenía detrás once años de gestiones de la asociación de vecinos de Teatinos y también de la de Cortijo Alto, presidida por Francis Bollero.

Los dos responsables vecinales señalaron que el enlace se había logrado gracias a la continua demanda vecinal y a numerosas reuniones de los vecinos.

Tanto Miguel Millán como Francis Bollero reclamaron entonces en este diario que a la inauguración fuera invitada una representación de vecinos de los dos barrios. «Cuando comenzaron las obras estuvo el alcalde y no fuimos invitados. Lo quiera o no lo quiera esto fue un impulso de los ciudadanos», argumentó entonces el responsable de Teatinos, que este martes calificó de "degradante", el trato que el Ayuntamiento da a los vecinos de Teatinos y Cortijo Alto.