Los precios medios de la vivienda continuaron en 2021 su tendencia al alza en Málaga capital y en algunos puntos de la Costa del Sol debido, en gran medida, al elevado valor de algunas de las nuevas promociones que en los últimos meses han llegado al mercado y que, a juicio del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), están más destinadas al comprador de fuera que al propio cliente local. El nuevo informe publicado por este organismo dependiente del Ayuntamiento de Málaga, con datos del cuarto trimestre del año, constata que el precio de la vivienda subió en los últimos doces meses un 7,7% en la provincia y un 8,8% en la capital, alcanzando valores respectivos de 3.140 y 3.388 euros por metro cuadrado. Desde el arranque de la pandemia, el alza acumulada está entre el 10% y el 12%.

El OMAU cree que el aumento de los precios tiene «un efecto disuasorio en la población residente en Málaga que, con tasas de desempleo y vulnerabilidad superiores al 20%, y con una renta familiar disponible del 80% de la media española, no tienen capacidad de participar en un mercado inmobiliario que cada vez es más lejano para una parte importante, principalmente joven, y para quienes tampoco hay una alternativa cercana de VPO».

Según el Observatorio, se registra así una «dualidad» a nivel de compradores, con un peso creciente del inversor o de personas extranjeras o de otras zonas de España que adquieren casa aquí como segunda residencia. «Una parte muy sensible de compradores no están censados en Málaga. En algunas pequeñas promociones del litoral Este suponen el 100% de las adquisiciones, lo que refleja el interés inversor en el mercado inmobiliario como activo financiero ante los resultados muy limitados de la bolsa española y los bajos niveles de los créditos hipotecarios», dice.

Como ha venido siendo tónica en trimestres anteriores, las mayores subidas de precio se dan en la ciudad de Málaga, donde los valores se han disparado en el último año un 23,7% en el litoral oeste (que cuenta con proyectos de alto nivel tan emblemáticos como las Málaga Towers de Metrovacesa) mientras que en Torremolinos escalan un 26,4% (también con nuevas promociones fronterizas con Málaga de un precio elevado) y en Marbella un 9,5%. Por contra, el Centro Histórico y municipios costeros o de interior sí reflejan descensos o estancamientos de precios que podrían relacionarse con los efectos del Covid en la demanda.

El OMAU, que realiza su estudio de precios a partir de visitas y encuestas a las promociones en comercialización, cree que el mercado inmobiliario está soportando los embates de la pandemia y de la crisis económica, pero habla de una provincia también «dual» en lo referente a ventas y proyectos, claramente diferenciada entre un litoral muy dinámico (sobre todo Málaga y la costa occidental, con focos también en Mijas y Estepona) frente a un interior que marcha a una velocidad «sensiblemente más lenta».

El Observatorio destaca el antes mencionado incremento del 23,7% en la parte más occidental del litoral oeste, en el paseo de poniente, la Térmica y Torre del Río, con una media de 4.585 euros el metro. Los altísimos valores de algunas promociones están tirando muy al alza de las medias del mercado en esa zona. De hecho, en relación a 2019, el incremento acumulado es del 47%.

Las casas más caras de la capital, en cualquier caso, continúan siendo las del litoral este, con precios medios de 4.941 euros el metro y un incremento del 5,2% en relación a hace un año. En el área de la Rosaleda, las nuevas promociones de Martiricos, también elevan un 6,7% los valores a los 2.339 euros. En Puerto de la Torre los precios han aumentado un 17,7%, (2.532 euros) como consecuencia de las promociones que colindan con Teatinos, así como en la oferta de viviendas unifamiliares, una secuencia que a menor nivel se repite en Campanillas (el precio sube un 4,6% y alcanza los 2.250). En Teatinos suben un 4,2% hasta los 2.755. Las únicas caídas de precio se dan en el Centro Histórico (-2,1%, aunque el valor medio sigue muy alto: 4.183 euros).

En cuanto al resto de la provincia, el panorama sigue siendo de estabilización de precios, al margen del espectacular aumento del 26,4% en Torremolinos, con una media de 2.971 euros. En Marbella, el aumento roza el 10% y el valor se va a los 4.425 euros, el más alto de toda la provincia a nivel municipal, superando los 3.336 de Málaga capital.

Los valores suben sobre todo en Mijas (un 4,9% para una media de 2.855 euros el metro) y también lo hacen un 5% en Nerja (3.455) y un 3,4% en Rincón de la Victoria (2.061).