El mundo del deporte, al que entregó su vida con la inercia que imponía el bote de una pelota naranja, sigue abrazando con cariño a Javier Imbroda. El entrenador que encandiló a una ciudad enamorada del baloncesto, con el Mayoral Maristas de los Smith o aquellas noches doradas de Ciudad Jardín en las que voló el triple de Ansley, se ha emocionado en las inmediaciones del palacio de los deportes José María Martín Carpena. Desde este viernes al mediodía, Imbroda ya cuenta con la estrella al mérito deportivo del Ayuntamiento de Málaga.

En una intervención celebrada sobre el parqué del Martín Carpena, Imbroda apareció con la voz quebrada por la emoción y agradeció a quienes habían hecho un alto en el camino para acompañarlo en un día tan especial.

Imbroda recordó que Di Stefano decía en cada reconocimiento 'es una pasada, no sé si lo merezco pero brindo'. "Yo también lo digo", señaló antes de bromear con el alcalde Francisco de la Torre. " No sé si habéis organizado esto porque se teme que yo vuelva a entrenar; no voy a hacerlo, fueron 25 años maravillosos en los banquillos, entre 1984 y 2009", expresó antes de animar a los jugadores del Unicaja presentes ante la complicada clasificación para la Copa del Rey: "Que nadie os diga que es imposible"

En su emotivo discurso, Imbroda dijo que "todo el mundo entiende el lenguaje universal del deporte, tiene cosas que no se encuentran ni en la política ni en la religión". "Los valores del deporte siempre me han acompañado y están ahí", agregó antes de tener palabras de recuerdo para sus padres "allá dónde estén" y para personas ya fallecidas vinculadas al baloncesto como Raimundo Trespalacios, Ernesto Segura de Luna, Damián Caneda, Ignacio Pinedo y Fernando Martín, a quien recordó en los campus que se organizaban en Marbella.

El homenaje al actual consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía congregó a una nutrida representación institucional que encabezaron el presidente de la Junta, Juanma Moreno, el vicepresidente del Gobierno andaluz y líder regional de Cs, Juan Marín, el presidente del PP de Málaga y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, así como la práctica totalidad de los consejeros del Gobierno andaluz.  

También arroparon a Imbroda el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, la concejala de Deportes, Noelia Losada, el presidente de la Diputación, Francisco Salado, el expresidente de Ciudadanos Albert Rivera, y el líder provincial de Cs, Guillermo Díaz, junto a otros compañeros de su partido.

Igualmente, el tributo congregó a familiares y amigos de Imbroda con la carrera musical de sus hijos Javi y Pablo omnipresente en los discursos. Tampoco faltaron personalidades vinculadas al baloncesto como el presidente de la ACB y exjugador del Real Madrid, Antonio Martín, leyendas verdes como Carlos Jiménez, algunos de los primeros jugadores a los que entrenó en Maristas o toda la plantilla actual del Unicaja y su presidente, Antonio Jesús López Nieto

Juanma Moreno saluda a Imbroda, entre Juan Marín y Francisco de la Torre. Gregorio Marrero

El máximo responsable del Gobierno andaluz del que también forma parte Imbroda, Juanma Moreno, expresó la "admiración personal" que le profesa desde hace mucho tiempo a Javier Imbroda.

Moreno se refirió a una "iniciativa justa y oportuna" porque "Javier es una de las personas que más merece esa estrella". "Ya se ha hablado de sus méritos deportivos, hablaré de mi experiencia con él y debo reconocer que personalmente no lo conocí hasta su incorporación a la política y para mí se convirtió en un gran descubrimiento; lo fundamental en la vida es encontrarte con buenas personas como Javier".

y se refirió a los avatares de la pandemia y la situación política: "Nos ha tocado una legislatura anormal y Javier se ha enfrentado a una pandemia en una comunidad con más de dos millones de escolares con mucha audacia y la máxima ternura hacia los padres y las ampas; lo que ha hecho Javier solo lo hacen los grandes, aprendemos mucho de él y siempre nos muestra una ventana abierta de positivismo, ha sido un gran gestor y hasta ha conseguido que Estadio de la Cartuja, donde había matorrales gigantes, fuera sede de la Eurocopa".

El presidente añadió que le quedan "muchas cosas por hacer" con Imbroda y resaltó que desde ahora "Javier es patrimonio de Málaga y Andalucía".

Moreno hasta bromeó sobre la presencia de los consejeros de su Gobierno en el acto: "Estoy pensando en celebrar un Consejo de Gobierno aquí esta tarde, en el Martín Carpena estamos cómodos y hay espacio suficiente".

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, explicó que se trata de la vigésima estrella del deporte que se coloca junto al palacio de los deportes y destacó "la singularidad" de que el acto comience en el interior de la pista de baloncesto. "Imbroda también fue director de Deportes y Eventos del Ayuntamiento de Málaga en este edificio; Javier es un claro ejemplo de cómo los valores del deporte impregnan la vida de una forma importante, él es un gran triunfador, un gran español y un malagueño de Melilla", indicó De la Torre.

La concejala de Deportes, Noelia Losada, destacó "el talento y el esfuerzo" derrochado por Imbroda en todos los equipos en los que estuvo y la certeza de que "esta ciudad se convenció de que el triple de Mike Ansley entró". "A Javier hay que darle lo máximo", añadió Losada.

El secretario general de Deporte de la Junta de Andalucía, José María Arrabal, se refirió a Javier Imbroda como "una figura única". "Los héroes de mi infancia se llaman Sánchez, Ramírez o Imbroda, en mi colegio Maristas de Málaga cada partido se convertía en una celebración de la vida", apuntó Arrabal.

A través de un vídeo de agradecimiento grabado en Italia, el seleccionador español de baloncesto y entrenador imprescindible para entender la historia del Unicaja , Sergio Scariolo, expuso que la amistad de ambos "ha pasado por muchas pruebas y las ha superado todas". 

El presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, se remontó en otra grabación a los momentos en los que él empezaba y todos los valores sobre el baloncesto que Imbroda le enseñó "desde el primer minuto". 

El exjugador Arturas Karnisovas, que estuvo a sus órdenes en la selección de Lituania, le agradeció en otro vídeo que haya formado parte de su vida y destacó que se alegra "mucho" cada vez que sabe que él está bien. 

Otro exjugador brillante, el español José Manuel Calderón, recordó que fue Imbroda quien empezó a confiar en él para jugar en la selección española.

A las felicitaciones virtuales también se sumaron otros exjugadores como Juan Carlos Navarro y Valdemaras Homicio o el hermano marista Julián Sanz, quien destacó "su espíritu de superación ante las adversidades".