Raúl López es un veterano de la vida municipal malagueña que, en esta difícil legislatura, dirige el Área de Ordenación del Territorio en una ciudad que está ahora en el punto de mira de los inversores inmobiliarios. En esta entrevista, reflexiona sobre los proyectos que tiene sobre la mesa la ciudad y sobre la necesidad de que la inversión no sólo sea ingente, sino también de calidad.

Diferentes analistas sitúan a Málaga como segunda o tercera ciudad en potencial inversor inmobiliario...

En el tema de inversión hay que ser moderados, en el sentido de tener la suficiente capacidad para posicionar a la ciudad, y la gente la vea como un sitio donde es seguro invertir, y luego también para nosotros es muy interesante poder elegir la inversión. Que Málaga se convierta en un producto de excelencia, la inversión es genial que venga, porque genera dinamismo económico, pero para nosotros también es importante la calidad de esa inversión. No se trata de estar el primero o el segundo o el tercero, sino de que además de que subamos en el sentido de captar más inversiones, lo interesante es que captemos más inversiones y estas sean de calidad. Que tengamos el mejor planetario de Europa o unas oficinas de primer nivel como las de Tabacalera o unas viviendas con una calidad excelente como las de Torre del Río o la Térmica. No sólo se trata de invertir, se trata de captar inversión y elegir que sea de calidad para que la ciudad tenga más potencial, da igual que seamos la primera, la segunda o la tercera.

¿En qué momento están los trámites de un proyecto tan polémico como la Torre del Puerto?

La Torre del Puerto es una iniciativa que promueve la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento tramita la modificación de elementos del Plan Especial, como si cualquier inversor decide pues hacer un edificio de viviendas, de oficinas. El inversor y la promoción parten del Puerto, no del Ayuntamiento. El Puerto es el primero que quiere hacer esto y el Puerto depende del Estado. La diferencia es que esto se inició en la época en la que el PSOE gobernaba la Junta, y la Autoridad Portuaria estaba gobernada por la Junta, la presidenta de la Junta era del PSOE, y el presidente del país era del PP y yo recuerdo a Dani Pérez cómo decía que era una situación histórica la que vivíamos para hacer la Torre del Puerto. La historia ha dado la vuelta y donde antes gobernaba el PSOE ahora gobierna el PP, y seguimos intentando sacar adelante el mismo proyecto, el Ayuntamiento no ha variado, la diferencia es que el Estado ahora no hace más que emitir informes que van en contra de la Torre del Puerto. El primero fue el del expolio, el segundo el de Puertos del Estado y el tercero el del BIC de la Farola, que estamos de acuerdo porque fui yo el que como concejal lo llevó a pleno, para nosotros que la Farola sea BIC es extraordinario, pero no consideramos que afecte a 800 metros de ese BIC, no entendemos por qué el Estado intenta bombardear una detrás de otra con diferentes iniciativas algo que aparentemente, y si no que me digan lo contrario, cumple todos los expedientes positivos. Lleva seis años que está mirado por lupa por todo el mundo y, de momento, es todo absolutamente legal, con lo cual cuál es el motivo para bombardearlo, a no ser que sea una cuestión absolutamente ideológica o de partido. En este caso, a mí me da pena porque son una cantidad de recursos administrativos públicos, tanto del Ayuntamiento, de la Junta como del Estado, que eso vale mucho dinero. Las horas de trabajo de tantísimos técnicos para seis años de expediente vale muchísimo dinero. Aquí hay que decidir si es legal y, si es legal y cumple todos los preceptos, nos podrá gustar más y nos podrá gustar menos, pero si es legal no la podemos impedir.

¿Se podría haber hecho una consulta ciudadana?

Se ha debatido varias veces, las consultas ciudadanas tienen un encaje cada cuatro años, donde uno presenta su programa electoral y dice si está a favor o no de equis proyectos y los ciudadanos votan en función de eso. Lo que no podemos hacer es iniciar expedientes cada vez que algún partido pida que se haga una iniciativa popular porque se haga un hotel, o unas oficinas o un parque, porque si no estaríamos continuamente en esa dinámica, somos leales a nuestro programa electoral, ahí venía esta iniciativa y seguimos tramitándola porque hemos creído en ella desde el principio, tienes más cosas a favor que en contra.

¿Qué hay del auditorio?

El auditorio realmente es un proyecto que siempre está ahí, Málaga merece tener un espacio de ese tipo dedicado a la cultura y a la música y el terreno estaba previsto en el Muelle de San Andrés, otra cosa es que para sacar adelante esa iniciativa hace falta el apoyo de varias instituciones, el Estado, la Junta de Andalucía, la Diputación y el Ayuntamiento: a partir de 2012, cuando la Ley de Racionalidad hizo que desaparecieran determinados consorcios, pues se paralizó ese momento. Ahora, en una situación de pandemia no es el momento para este tipo de inversiones, pero estoy convencido que en los años venideros esta iniciativa acabará siendo uno de los proyectos que se instalen en la ciudad, pero con la pandemia no es el objetivo prioritario.

¿Cómo va la candidatura de la Expo 2027 en relación a su área?

Dentro del equipo estamos redactando el Máster Plan, uno de los elementos fundamentales, el alcalde ha confiado en que el equipo de la Gerencia redacte el máster plan, en ello estamos, pero yo creo que ahora lo importante es materializar las reuniones que tenemos con el Estado pendientes para abrochar esta candidatura, que ya se ha anunciado para tener esas primeras reuniones donde se pongan encima de la mesa cuáles son los trabajos que hay que preparar para presentar la candidatura, marcha fantásticamente bien, llevamos haciendo dos años este trabajo, lo presentamos en campaña electoral, entonces ahora podríamos decir si hacemos una campaña una consulta popular por si la gente está a favor de la Expo o no, sin embargo nosotros lo presentamos en la campaña electoral y la gente votó para que ese proyecto se materializara, nadie pone en duda ahora si eso hay que hacerlo o no, con la Torre del Puerto pasa lo mismo, nosotros lo llevamos en nuestro programa electoral y por eso seguimos creyendo en los proyectos de nuestro programa, por eso los ponemos siempre y cuando sea posible y veamos que se hacen realidad. Pero volviendo al tema de la Expo estamos trabajando en el máster plan, el planeamiento urbanístico y arquitectónico de la Expo, muy a macro, no estamos en el nivel de detalle, pero sí definiendo infraestructuras.