Los estudiantes han vuelto hoy a las aulas tras las vacaciones de Navidad y lo han hecho con total presencialidad en cada una de las etapas educativas. En plena sexta ola de la pandemia, la vuelta al cole tras estos días festivos se ha desarrollado con completa normalidad en la mayoría de centros educativos de la provincia.

El pasado viernes, la Comisión de Salud Pública ponía fin a varias semanas de incertidumbre sobre la vuelta al cole tras las navidades, instaurando un regreso con presencialidad en todas las etapas educativas. En plena sexta ola, y con el 32,6% de los menores de 5 a 11 años ya inoculados con al menos un de las dos dosis de la vacuna, los alumnos han vuelto a clase con normalidad, manteniendo los protocolos ya establecidos.

Los centros educativos de la provincia han acogido el regreso de sus estudiantes funcionando de manera ordinaria, llevando a cabo las medidas que les han acompañado hasta la fecha. Grupos burbuja, mascarilla obligatoria, higiene de manos, distancia social... Como novedad en esta nueva vuelta a clase, la comisión acordó una cuarentena de siete días en el caso de detectar más de cinco casos en un mismo aula.

Por su parte, en caso de contacto con un positivo, el protocolo seguirá la misma estrategia que con la población en general, aquellos alumnos ya vacunados con la pauta completa no deberán someterse a ningún tipo de aislamiento. Por el contrario, y por ser el grupo poblacional que menor porcentaje de vacunación presenta a día de hoy, los menores de 5 a 11 años sí deberán aislarse en caso de mantener contacto con algún positivo en Covid-19.

En mitad de una nueva oleada de coronavirus, la necesidad de un rápido avance de la vacunación contra el coronavirus en este grupo de edad se acentúa. Tan solo el 2,7% de este rango cuenta ya con la pauta completa de la vacuna, lo que supone un total de 3.487 menores.

Más avanzada va la vacunación entre los menores de 12 a 19 años. Casi el 85,6% de este grupo etario dispone ya de las dos dosis de la vacuna, mientras que el porcentaje con al menos una pauta roza el 90%, con un total de130.666 menores ya inoculados.

Ante este nuevo inicio, el consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha querido trasladar un mensaje de calma y tranquilidad, llamando a la prudencia y solicitando que "no se genere alarmismo por el elevado número de contagios de Covid-19 en esta sexta ola". En este sentido, el consejero ha puesto el foco en la presencialidad como factor fundamental y ha destacado que durante el pasado curso completo "más del 90% de los centros educativos estuvieron libres de Covid-19, este primer trimestre abrimos con un 99% libres de coronavirus y antes de Navidad era un 96%".

Por todo ello, Imbroda confía en el proceso de vacunación: "Entendemos que si los niños van avanzando en la vacunación estaremos más protegidos. Tenemos que reconocer que veníamos sin vacunación y estoy seguro de que ahora tenemos mayor protección", ha enfatizado el consejero, que espera avanzar con la vacunación en su totalidad durante el mes de enero.

Asimismo, Imbroda ha garantizado que "todos nuestros centros educativos están funcionando con normalidad y cuando sepamos el número exacto de bajas de docentes por problemas de salud nos pondremos en marcha para dar la respuesta más inmediata para que cuanto antes nuestros docentes estén totalmente cubiertos".