El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha alabado este martes, durante el transcurso del pleno extraordinario del estado de la ciudad, la gestión desarrollada todos estos años por los equipos directivos de Unicaja Banco, que ha calificado de "histórica" y que, que según ha dicho, ha permitido a la entidad financiera, por un lado, "no salir tocado de las crisis sucesivas que ha habido" y, por otro, lograr la absorción de Liberbank, que quedó materializada en el verano del pasado año. El regidor ha afirmado que su deseo es que tras esta operación, la nueva entidad (en el que la antigua Unicaja tiene un peso del 60% en el accionariado) siga estando "vinculada y ligada" a Málaga. Además, en otro momento del debate, ha comentado que Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco, esta realizando "un trabajo espléndido" y ha añadido que le encantaría que esta tarea "durara muchos años más" para que todos los objetivos de la entidad se vayan consiguiendo.

De la Torre, que ha respondido así a diferentes menciones de los portavoces de PSOE y C's en referencia a la gobernanza del banco, ha afrmado que Unicaja Banco es una entidad que cotiza en Bolsa y que debe transmitir una imagen de "seriedad y estabilidad", aunque ha señalado que, "sin hacer ruido en exceso", el nuevo proyecto, que ya es de ámbito nacional y que debe aplicar criterios "de pensar en todo", también debe transmitir la "convicción" de estar "vinculada" a la provincia, "sin olvidar nunca las raíces malagueñas", que datan de la unión hace más de 30 años de diversas cajas de ahorro de la provincia y de otros puntos de Andalucía. "Estaremos en esa dirección", ha manifestado.

El alcalde ha asegurado que "confía mucho" en la "personalidad" del presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, y en su "compromiso" con la entidad y con el personal de la misma, en un momento en el que el banco acaba de negociar un ERE con los sindicatos que supondrá la salida de un máximo de 1.513 trabajadores. Para el alcalde, los acuerdos con los representantes sindicales han sido "totales" tras una negociación "intensa, rápida y fructífera".

"Unicaja ha tenido siempre una política de personal muy buena. A la hora de comprar la política de personal de Unicaja y de Liberbank, Unicaja gana claramente, y eso tiene que contar", ha apuntado. Además de mencionar a Manuel Azuaga, De la Torre ha recordado el trabajo de Miguel Ángel Cabello, que fuera director de Unicaja durante la etapa de Braulio Medel. "Era un director formidable y gran parte de la solidez de Unicaja de hoy lo tiene como referencia, sin quitar mérito a otros", ha asegurado el regidor, que ha destacado "su personalidad, su preparación y su trabajo". En cualquier caso, De la Torre ha resaltado a todos los gestores que ha tenido Unicaja. "Yo hablo bien de Unicaja, y eso vale para todos, no excluyo a nadie", ha aseverado.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, ha afirmado que todos deben seguir haciendo una "defensa" de que Unicaja sea de Málaga. "El pez pequeño no se puede comer al grande, y no basta con que en la web corporativa de Unicaja ponga que la sede de la empresa está en la avenida de Andalucía. Las decisiones, el poder y la dirección tienen que seguir en Málaga", ha comentado en su intervención.

Por su parte, Noelia Losada, de Ciudadanos, ha afirmado que, pese a que Unicaja es una entidad cotizada, "no hay que olvidar lo que supone para esta ciudad", recordando que las administraciones cuentan con representantes en el Patronato de la Fundación Bancaria Unicaja, presidida por Braulio Medel y que es el accionista de referencia del banco, con un 30% del accionariado. "Por eso tenemos la responsabilidad de que no sea sólo una sede figurativa, sino que siga teniendo poder y que sea el centro de decisión. Con Unicaja nos jugamos muchísimo", ha comentado.

La controversia tiene su origen en el proceso de integración culminado el pasado verano, en el que Unicaja absorbió a Liberbank. El nuevo consejo de administración del banco malagueño está compuesto por 15 miembros: nueve de ellos están a propuesta de Unicaja y seis lo hacen por parte de la antigua Liberbank. Este reparto, de entrada, deja claro el peso predominante y decisorio de Málaga en la entidad fusionada, que está presidida por Manuel Azuaga. Sin embargo, voces sindicales y políticas comentan que, del cupo de consejeros de Unicaja, los cuatro designados por la Fundación Bancaria Unicaja (que es la principal accionista del banco) serían más proclives a las tesis, decisiones y estrategias del actual consejero delegado, Manuel Menéndez, que procede de Liberbank.