El grupo de investigación de química del cemento 'Cement Science Group' (CemSciG) de la Universidad de Málaga (UMA), dedicado a estudiar la reducción de emisiones de dióxido de carbono de la industria cementera, ha recibido una donación de 50.000 dólares de la fundación americana 'CSA Research'.

Con este dinero, el equipo, que pertenece al Departamento de Química Inorgánica, Cristalografía y Minerología de la UMA, seguirá avanzando en el estudio de cementos ecológicos, han informado desde la institución académica a través de un comunicado.

Asimismo, continuará en la formación de nuevos investigadores. Este último es uno de los objetivos de la fundación, con la que se pusieron en contacto a través de la colaboración que mantenían con un profesor de California.

Así lo expresa María Ángeles Gómez, una de las investigadoras principales de este grupo, en la carta de agradecimiento dirigida a Linda Rice, mecenas y gerente de la fundación, en la que, después de mostrar el orgullo del equipo por la donación, le explica que la dotación económica se utilizará fundamentalmente para apoyar a jóvenes brillantes --graduados o estudiantes de posgrado-- y posibilitar que se sigan estudiando los eco-cementos.

Cement Science Group es un equipo que comenzó a trabajar en la investigación de cementos menos contaminantes hace más de 20 años, con resultados de calidad y transferencia de conocimiento en el sector de la edificación.

Entre las misiones del grupo destaca su propósito de reducir la huella de CO2 en la industria del cemento y el hormigón, así como su contribución a la mejora de la sostenibilidad en el ámbito de la construcción y la búsqueda de colaboración con el sector privado.

Además de investigar los materiales de la producción de cemento, en los últimos tiempos el grupo ha incorporado herramientas de laboratorio y de imágenes con las que mejoran notablemente la precisión de sus trabajos.

Como ejemplo, el 'SkyScan 2214', el nuevo equipo de nano tomografía computarizada que se ha incorporado recientemente a la Unidad de Difracción de Rayos-X de los Servicios Centrales de Apoyo a la Investigación (SCAI) de la UMA.

Se trata de una infraestructura puntera, que puede medir muestras de hasta 30 centímetros de diámetro, con una resolución nanométrica, gracias a la cual se ha estudiado, de forma "privilegiada", la hidratación de cementos comerciales, para conseguir que su huella de carbono sea más baja.

La donación de la CSA Research posibilitará que el Cement Science Group continúe en esta senda de investigación, encaminada a estudiar la reducción de emisiones de la industria cementera.