El número de trabajadores de Unicaja Banco que se han apuntado al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pactado el pasado mes de diciembre entre la entidad y los sindicatos ha alcanzado este viernes (último día de plazo), a las 14 horas las 2.032 personas, según han apuntado fuentes sindicales, con lo que cada vez se supera con mayor holgura el cupo máximo de 1.513 empleados establecidos en el expediente. Los interesados todavía pueden apuntarse a lo largo de la tarde, de manera que la cifra final de adhesiones podría ser finalmente incluso superior. Las salidas del ERE serán así por completo voluntarias, tal y como deseaban tanto los sindicatos como la propia entidad.

Con las solicitudes finales que reciba, el banco tendrá un periodo de 30 días naturales a partir de hoy para aceptar o rechazar cada caso, pudiendo solo rechazar la cantidad que exceda el máximo previsto de 1.513. Le corresponderá también a la entidad decidir la fecha de extinción concreta del contrato de cada trabajador afectado, avisando con un mínimo de 30 días de antelación. El plazo de ejecución de las medidas será hasta el 31 de diciembre de 2024.

La entidad aplicará para la selección un orden de prelación por tramos de edad descendente. En todo caso, se reserva poder saltarse en algún momento esa norma por necesidades organizativas si en algunas provincias hay más adhesiones que el excedente detectado. 

Para el secretario general de CIC, Jesús Barbosa, "se ha conseguido el objetivo de que todas las extinciones de trabajo fueran voluntarias", lo que a su juicio "es la mejor respuesta de la plantilla a un trabajo bien realizado" por los sindicatos a la hora de negociar el ERE, ha asegurado a Efe.

El secretario general de UGT Unicaja, Rubén Miguel de Andrés, ha manifestado que "algo está fallando en esta empresa cuando tanta gente quiere abandonarla" y que este número de adhesiones demuestra que "las condiciones laborales en las que estamos actuando actualmente son muy desfavorables".

El coste estimado del ERE será de 368 millones y permitirá generar un ahorro anual de 97 millones, según explicó en su momento el banco a la CNMV una vez rubricado el acuerdo son los sindicatos.