En octubre de hace nueve años, la Asociación de Vecinos de Ciudad Jardín propuso que el nuevo parque infantil de la calle Manuel Giménez Lombardo llevara el nombre de José Luis Gallardo Sarasúa, concejal que fue del entonces llamado Distrito Norte entre 1995 y 2000, en el que se encontraba Ciudad Jardín.

Como curiosidad, una petición parecida, la de que un rincón de La Palma-Palmilla llevara el nombre de este concejal, fallecido en 2015, partió hace un par de años de la Asociación de Vecinos Palma-Palmilla ‘Un nuevo futuro’.

La petición de dos colectivos vecinales del antiguo distrito evidencia la huella que, veinte años después, ha dejado este político popular. Y parece que, por fin, el Ayuntamiento de Málaga ha recogido el guante y como confirman fuentes del distrito de Ciudad Jardín, el parque infantil llevará este año el nombre del concejal.

Pero el distrito prepara otros homenajes para 2022. Y así, dedicará una medio rotonda junto al Pabellón de Ciudad Jardín al malagueño José Gaspar, fallecido en 2015 y considerado por muchos el mejor entrenador de la historia del baloncesto en silla de ruedas.

Además, tiene previsto que el auditorio de Jardín de Málaga, el barrio de Manolo Doña, lleve el nombre de este conocido humorista, fallecido en febrero del año pasado.

Por cierto que el distrito ya cuenta desde hace muchos años con un parquecito en muy buen estado de revista, dedicado al también humorista y vecino de Ciudad Jardín Juan Rosa ‘El Pulga’.

El cuarto homenaje que podrá verse este año quiere reconocer la labor del movimiento vecinal que hizo posible el actual Parque de la Alegría, en el Camino de Casabermeja.

En un principio, y como ya recogía el PGOU del 97, en este rincón del distrito se había contemplado una zona verde bastante más pequeña, de alrededor de una quinta parte de la extensión actual, cuando no menos, pues el resto de la parcela se destinaba a equipamiento.

Los vecinos se movilizaron entonces y recogieron más de mil firmas para solicitar la parcela entera como parque. Con la llegada de la crisis de 2008, los fondos FEIL lo hicieron posible y el Ayuntamiento completó la obra costeando la verja. Los 18.600 m2 de zona verde pronto tendrán una placa en recuerdo de la gestión de los vecinos.

Sin duda, personajes y movimientos que merecen el reconocimiento de Ciudad Jardín y de toda Málaga.