La Comisión de Sostenibilidad Medioambiental ha aprobado por unanimidad una moción presentada por el PSOE en la que se demanda apostar por la renaturalización de los centros escolares de la capital malagueña.

Así, ha contado con el apoyo de todos los centros políticos instar tanto al Ayuntamiento de Málaga como a la Junta de Andalucía, dentro de sus competencias, que estudien la implantación de cubiertas vegetales y zonas de sombra -con elementos vegetales o artificiales- en los colegios de Málaga.

Al aceptarse una enmienda presentada por el Partido Popular, la redacción de la propuesta queda de la siguiente manera: "Instar a las áreas municipales competentes y a la Junta de Andalucía a estudiar la implantación de zonas de sombra en los colegios para los que la solicitan la dirección y/o ampa de los mismos, mediante elementes vegetales cuando sea posible o la instalación de otros elementos artificiales cuando no lo sea".

En concreto, la concejala del Área de Sostenibilidad Medioambiental, Gemma del Corral, ha especificado que la construcción de cubiertas verdes en los tejados de los colegios implica una serie de "problemas técnicos" en cuanto al peso que ejercería sobre el techo así como el mantenimiento necesario, entre otros factores.

Por ello, ha asegurado Del Corral que es necesario contar con la "connivencia de todos los agentes implicados", entre ellos, la dirección del centro y las propias familias, por lo que el Área prefiere "seguir trabajando colegio a colegio que nos lo van solicitando".

Por otro lado, se ha aprobado, también por unanimidad, otro punto de la moción en la que se solicita intensificar la gestión y conservación del arbolado de los centros públicos educativos de la ciudad.

Desde Unidas Podemos han recordado la posibilidad de convertir a los centros escolares en "refugios climáticos", no solo para la comunidad educativa sino para la ciudadanía general, como ocurre en otras capitales españolas como Barcelona, donde 162 centros escolares ya funcionan como tal durante la temporada veraniega.