El Perchel y la Alameda de Colón recuperarán "mucho antes del verano" su conexión sobre el río Guadalmedina, perdida desde junio de 2020 tras la demolición de la pasarela peatonal que unía ambas riberas, conocida como puente del CAC.

Así lo ha anunciado el concejal de Urbanismo Raúl López, que ha afinado aún más la fecha en la que este nuevo puente estará abierto al público, en concreto, después de Semana Santa, cuando está previsto que finalicen los trabajos.

De hecho, los trabajos para acondicionar los estribos, esto es, los puntos donde se apoyará la pasarela, que se espera que llegue entre marzo y abril, para ser directamente colocada en la estructura.

"En estos días, yo creo que final de enero, primero de febrero, comienzan los trabajos para la adecuación de los estribos y entiendo que abril será un mes adecuado para que esté finalizada la pasarela, que ha tenido serios problemas de materias primas para construirlas", ha explicado el concejal de Urbanismo.

En los pasados octubre y noviembre, según Raúl López, se finalizaron los contratos de las modificaciones que se tuvieron que realizar en el diseño original, con la idea de eliminar las rampas que daban acceso a la primera plataforma proyectada. Finalmente no habrá rampas de acceso sino que la pasarela "flexará los dos laterales para acomodarse tanto al entorno de Salitre como dentro de la plaza del CAC para que el acceso sea más cómodo", ha añadido el concejal de Urbanismo.

"En diciembre ya nos comunicaron que se estaba ejecutando la propia pasarela en el taller y en estos días nos ha notificado la empresa constructora que se comienzan los trabajos de adecuación de los estribos", ha añadido López.

En junio de 2020, el Ayuntamiento decidió, por trámite de urgencia, iniciar la demolición del puente del CAC debido al riesgo de colapso que presentaba la la estructura tras realizar una análisis de la evolución de los movimientos