Dos personas han resultado heridas esta mañana en el incendio que se ha declarado en la parte superior de una vivienda localizada sobre unos locales comerciales de El Palo, en la zona este de la capital. Además del hombre que vivía en la casa siniestrada, que ha sido trasladado al Hospital Regional con quemaduras, una segunda persona ha sido atendida en el lugar de los hechos con carácter leve. El suceso ha provocado una gran columna de humo visible desde distintos puntos de la ciudad.

Según han confirmado fuentes del 112 a este diario, los servicios de emergencia conocieron el incidente a las 10.35 horas de la mañana, cuando las llamadas de varios testigos alertaron de un incendio que parecía haberse iniciado en el techo de una lavandería localizada en la esquina de las calles le Corbusier y Leopardi, muy cerca del centro de salud y de la Jefatura de la Policía Local del Distrito Este, en la segunda fase de Echeverría. Ante esta información, el centro coordinador activó al Real Cuerpo de Bomberos, Policía Local, Policía Nacional y los servicios sanitarios.

Pese a que las informaciones iniciales situaban el fuego en la lavandería, los bomberos comprobaron al llegar que el origen del mismo se encontraba en la terraza superior de una vivienda en la que había acumulados muchos enseres que facilitaron que las llamas se propagaran con rapidez. Fuentes de este cuerpo han señalado que el propietario de la casa, que quedó atrapado en la terraza, no pudo cerrar la puerta de acceso a la misma y esto provocó que las llamas también destruyeran prácticamente todo el interior de la misma. En un vídeo al que ha tenido acceso este diario, se aprecia a varios efectivos colocando una escalera en la fachada del inmueble para rescatar al varón, que se encontraba descamisado. El incendio fue sofocado, aunque los efectivos prolongaron su presencia en el lugar para refrescar y asegurar la zona.

El hombre fue trasladado tras su rescate al Hospital Regional con quemaduras, aunque no han trascendido el alcance de las mismas. El tamaño de las llamas y la rapidez con la que se han propagado ha hecho temer a los vecinos que el incendio se extendiera el edificio de seis plantas adyacente.