La plataforma Agrupación del Movimiento Organizado Rural (AMOR) de la Sierra de Churriana, la Asociación de Vecinos Viñas de la Sierra y otros colectivos de Churriana se han concentrado este sábado por la mañana para protestar delante de la planta asfáltica, en la calle Manuel Dovado, junto a la antigua cantera de Medina, para pedir su traslado.

Como explica Rosa Carrión, de la plataforma AMOR, la protesta se lleva a cabo después de que los vecinos de la Sierra de Churriana alertaran en la tarde del martes 18 a los Bomberos y a la Policía Local por un olor irrespirable en el entorno, que en un primer momento atribuyeron a gas, «pero los medidores de toxicidad de los Bomberos verificaron que era olor a alquitrán». Esta vecina subraya que el olor era tan irrespirable, que metió a los perros dentro de casa.

Se da la circunstancia de que el PGOU vigente contempla la marcha de la industria, al catalogar la mayoría del terreno como zona verde. Como argumenta la portavoz vecinal, la planta asfáltica se encuentra «a unos 800 metros» del núcleo urbano más próximo, «cuando este tipo de plantas tiene que estar a más de dos kilómetros del casco urbano».

No es la primera vez que los colectivos de Churriana se movilizan contra esta instalación industrial que, critican, podría estar detrás de los casos de cáncer de pulmón de la zona. Como informó La Opinión, en 2016, los vecinos ya se concentraron por el mismo motivo. «Desde aquí salen camiones de alquitrán sin cubrir contratados por el Ayuntamiento, suelen trabajar las madrugadas de sábados y domingos, entre las 2 y las 4 de la madrugada. A la mañana siguiente tenemos que cerrar las ventanas del olor tan fuerte que hay y cada vez son más los vecinos que comentan tener problemas pulmonares», denunciaba entonces Rosa Carrión.

En 2019, fueron la asociación ecologista Ciriana y la Asociación de Vecinos Arcusves de Churriana las que reclamaron el traslado de sitio.«Nunca he tenido problemas respiratorios y ahora soy asmática. Como yo hay muchísima gente en Churriana que de la noche a la mañana desarrolla una enfermedad», comentó entonces Maricruz Torres, de Ciriana. En esa ocasión una portavoz de la Delegación de Economía de la Junta de Andalucía contestó que la planta asfáltica cumplía todos los requisitos desde el punto de vista de la seguridad industrial, actualizados en 2011 y que los colectivos debían dirigir sus quejas a Salud o Medio Ambiente.