La Junta de Andalucía ha insistido en que este año empezará la rehabilitación del Convento de la Trinidad. El presidente del Gobierno de PP y Cs, Juanma Moreno, aseguró que en esta legislatura, que concluye en los próximos meses, "se quedará planteado el proyecto y habrá una decisión clara y presupuesto para ello". No obstante, admitió que "todavía hay muchas cosas que debatir entre la Junta y el Ayuntamiento y la opinión de los vecinos se tendrá muy en cuenta".

Respecto a los contenidos culturales de los que se dotarán sus instalaciones, Moreno garantizó que "el Convento de la Trinidad no tendrá un uso lesivo para los vecinos". "Les envío un mensaje de tranquilidad, todo lo que haga allí será bueno para la revitalización de este barrio", agregó Moreno.

Así se pronunció el presidente andaluz después de que los vecinos de la zona amplificaran sus reivindicaciones, en declaraciones realizadas a La Opinión de Málaga, y exigieran que se les aclare en qué se traducirá el uso cultural que se le dará a este valioso inmueble con medio milenio de antigüedad

De este modo, la asociación vecinal Trinidad-Centro expresó su miedo a que la celebración este año de elecciones autonómicas «vuelva a traer un cambio de proyecto» y le solicitó al Gobierno andaluz que inicie ya la recuperación del enclave.

El proyecto de rehabilitación del Convento de la Trinidad, presentado por la Junta de Andalucía a finales de abril del año pasado, supondrá una inversión que ronda los 18 millones de euros.

El Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos viene trabajando desde hace unos meses en el planteamiento de un espacio multidisciplinar para el que iba a tener en cuenta el museo arqueológico propuesto por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y contemplaba entre los diversos usos del inmueble la ampliación de las dependencias del vecino Archivo Histórico Provincial.

Si esta vez fructifica la recuperación de esta joya arquitectónica declarada Bien de Interés Cultural, se pondría fin a una entelequia que se ha prolongado durante más de dos décadas a través de un sinfín de proyectos frustrados que le fueron atribuidos sin éxito al Convento de la Trinidad, con la revitalización de este castigado y casi céntrico barrio de la capital malagueña como objetivo añadido. 

Atrás quedan en el tiempo hipotéticos equipamientos culturales y sociales para los que se llegó a hablar, durante los anteriores gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía, del Museo Arqueológico que luego rescató del olvido el alcalde Francisco de la Torre; el Parque de los Cuentos; la Biblioteca Pública del Estado; o un centro cultural y social de usos múltiples, que recuerda a la actual propuesta.

En vísperas de la actuación con la que la Junta de Andalucía se centrará en el verdadero destino que le depara a este Bien de Interés Cultural, la asociación de vecinos de Trinidad-Centro se mantuvo firme en su reivindicación de que el edificio «contribuya a la necesaria revitalización del barrio».

Su presidente, Juan Romero, confió en que, cuando el tercer hospital de Málaga vea la luz, «el Convento de la Trinidad ya esté funcionando plenamente porque están situados uno en frente del otro».

«Confiamos en que estos dos grandes proyectos, el aparcamiento que el Ayuntamiento impulsará en la plaza de San Pablo y la puesta en valor de los solares que siguen abandonados sirvan para darle a nuestro barrio la vida que merece», dijo Juan Romero.