A medida que se acerca la puesta en marcha de la rehabilitación del Convento de la Trinidad prometida por la Junta de Andalucía, los vecinos de la zona han amplificado sus reivindicaciones y exigen que se les aclare en qué se traducirá el uso cultural que se le dará al valioso inmueble. La asociación vecinal Trinidad-Centro teme que la celebración este año de elecciones autonómicas «vuelva a traer un cambio de proyecto» y le solicitó al Gobierno andaluz que inicie ya la recuperación del enclave.

Su presidente, Juan Romero, explicó que siguen esperando una respuesta por parte de la delegada provincial de la Consejería de Cultura, Carmen Casero, y confió en que su contestación implique «un proyecto con la relevancia suficiente y que conlleve la visita de mucha gente al barrio».

«Lo único que sabemos, porque él mismo nos lo ha dicho, es que el alcalde Francisco de la Torre sigue muy empeñado en que se haga un museo arqueológico, aunque conviva con otros usos complementarios», expuso el portavoz vecinal.

De este modo, se refería al planteamiento esgrimido por De la Torre para exhibir fondos arqueológicos en colaboración con importantes centros internacionales, sin que se altere el discurso existente en el Museo de Málaga.

Ahora bien, el presidente de la asociación insistió en que «el gran miedo» que tienen es que «en las elecciones se cambie la tortilla y se empiece otra vez de cero». De hecho, Romero recordó que en cuanto llegó el Partido Popular al Gobierno andaluz, el último planteamiento que manejaba el PSOE -un centro multidisciplinar para jóvenes creadores que tenía el visto bueno de los vecinos- viró hacia otra idea que también había sonado anteriormente -la de un Museo de la Arquitectura y el Diseño- y, finalmente, también fue desechada por el actual Ejecutivo autonómico.

El Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos venía trabajando ahora en un espacio multidisciplinar para el que iba a tener en cuenta el museo arqueológico propuesto por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y contemplaba entre los diversos usos del inmueble la ampliación de las dependencias del vecino Archivo Histórico Provincial.

El proyecto de rehabilitación del Convento de la Trinidad, presentado por la Junta de Andalucía a finales de abril del año pasado, supondrá una inversión que ronda los 18 millones de euros.

Aunque se pretendía llevar a cabo la licitación de las obras durante el segundo semestre de 2022, este objetivo ha sido modificado por el Gobierno andaluz para adelantarlo unos meses.

De hecho, los actuales responsables de la Junta de Andalucía pretenden reactivar el proyecto antes de la campaña electoral y próximamente darán a conocer cuáles serán sus contenidos.

La intención de avanzar «cuanto antes mejor» en la recuperación del Convento de la Trinidad fue expresada recientemente en un desayuno informativo por el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, Elías Bendodo.

Igualmente, el presidente andaluz, Juanma Moreno, manifestó, a principios de este mismo mes, que el desbloqueo de esta asignatura pendiente es una de las grandes prioridades en materia cultura que se ha fijado su equipo para la provincia de Málaga.

El pasado 4 de enero, cuando visitó el Museo de Málaga para presentar la compra del busto del emperador romano Antonino Pío, Moreno garantizó que «en el primer trimestre de este año comenzará la rehabilitación del Convento de la Trinidad».

El presidente de la Junta llegó a referirse a este proyecto como «una asignatura pendiente de la que ya se hablaba» cuando él era concejal de Juventud en la ciudad con la alcaldesa Celia Villalobos.

Si esta vez fructifica la recuperación de esta joya arquitectónica con medio milenio de antigüedad, se pondría fin a una entelequia que se ha prolongado durante más de dos décadas a través de un sinfín de proyectos frustrados que le fueron atribuidos sin éxito al Convento de la Trinidad, con la revitalización de este castigado y casi céntrico barrio de la capital malagueña como objetivo añadido. Atrás quedan en el tiempo hipotéticos equipamientos culturales y sociales para los que se llegó a hablar, durante los anteriores gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía, del Museo Arqueológico que luego rescató del olvido el alcalde Francisco de la Torre; el Parque de los Cuentos; la Biblioteca Pública del Estado; o un centro cultural y social de usos múltiples, que recuerda a la actual propuesta.

En vísperas del anuncio con el que la Junta de Andalucía concretará el verdadero destino que le depara a este Bien de Interés Cultural, la asociación de vecinos de Trinidad-Centro se mantuvo firme en su reivindicación de que el edificio «contribuya a la necesaria revitalización del barrio».

Su presidente, Juan Romero, confió en que, cuando el tercer hospital de Málaga vea la luz, «el Convento de la Trinidad ya esté funcionando plenamente porque están situados uno en frente del otro».

«Confiamos en que estos dos grandes proyectos, el aparcamiento que el Ayuntamiento impulsará en la plaza de San Pablo y la puesta en valor de los solares que siguen abandonados sirvan para darle a nuestro barrio la vida que merece», dijo Juan Romero.