Puertos del Estado, organismo dependiente del Ministerio de Transportes, ha presentado una alegación contra la declaración de la Farola como Bien de Interés Cultural (BIC), una figura de protección que otorgó el Ministerio de Cultura a principios de enero de este año.

Después de que Cultura incoara el expediente para esta declaración, se abrió un período de alegaciones con un plazo de un mes, de manera que Puertos del Estado ha presentado la suya, argumentando, según explica el presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga Carlos Rubio, problemas de "operatividad" no solo del Puerto sino del propio faro.

"La rigidez que introduce la declaración de BIC realmente introduce una serie de problemas para la operativa portuaria que podrían incluso comprometer la utilidad de la Farola. No olvidemos que la primera misión de un faro es servir de ayuda a la navegación", ha explicado Rubio.

"La Farola todavía no está declarada BIC. Lo único que ha hecho Cultura ha sido incoar un expediente para su declaración. Ahora queda una fase que es en la que estamos presentando el trámite de alegaciones, y dentro de esas alegaciones puertos del estado ha presentado esta. Cuando termine el expediente se declarará o no se declarará", ha agregado.

El presidente de la Autoridad Portuaria malagueña asegura que entre los problemas que la declaración como BIC podría generar a la Farola se encuentra el propio mantenimiento del faro, que necesitaría contar con la autorización de la Comisión de Patrimonio y Cultura.

"La Farola, además de la señal luminosa tiene un radiofaro, un radar. Todo esto necesita labores de mantenimiento. Cada labor tiene que ser sometida a una autorización de la Comisión de Patrimonio y Cultura, eso tiene unos plazos que hace completamente inviable mantener ese mantenimiento operativo para algo que es vital y necesita una respuesta en brevísimos plazos de tiempo", ha añadido, que ha señalado que también se vería afectada la operativa portuaria del entorno.

Preguntado sobre si esta alegación de Puertos del Estado podría tener relación con la construcción de la Torre del Puerto en el Dique de Levante, Rubio ha negado que exista vinculación alguna y ha recalcado que atiende a un "criterio general" del organismo dependiente de Transportes que se ha aplicado en todos los faros españoles propuestos para ser declarados como BIC.

"No tiene nada que ver, ni la declaración tendría ningún efecto sobre él [el hotel rascacielos] ni la alegación tiene relación con esto. Es un criterio general de Puertos del Estado que sucede en todos los faros donde se ha intentado esta declaración", ha esgrimido. "Los faros se han mantenido siempre en perfecto estado y mantenimiento. En nuestro caso, en sus 200 años de historia, la Autoridad Portuaria ha mantenido perfectamente bien la farola con lo que dicen que no hace falta ninguna figura adicional de protección".

Casa de Botes

El concejal de Urbanismo Raúl López ha incidido en el "bloqueo" que supone la declaración de la Farola como BIC y ha añadido que la licencia de la Casa de Botes se encuentra paralizada a la espera del trámite de esta figura de protección. "El BIC de la Farola condiciona todo. El ánimo del estado por parar el hotel del Puerto primero con el expolio, después con el informe de Puertos del Estado y ahora con el BIC de la Farola lo único que está haciendo es bloquear el entorno del puerto", ha manifestado López.