El Grupo Municipal Socialista ha pedido al Ayuntamiento de Málaga “una investigación y que se depuren responsabilidades por las supuestas irregularidades en los procesos selectivos recientes en el Cuerpo de Bombero de la ciudad de Málaga”. Así lo ha solicitado en rueda de prensa el portavoz socialista, Daniel Pérez, junto al responsable del área de Seguridad por el grupo socialista, Salvador Trujillo; la viceportavoz socialista, Begoña Medina; la responsable de Personal en el PSOE, Carmen Martín, y el edil Mariano Ruiz.

 

El líder socialista ha recordado que una reciente sentencia del Tribunal Contencioso-Administrativo número 7 “obliga al Ayuntamiento a retrotraer un proceso selectivo para cubrir once plazas de cabo del Servicio de Extinción de Incendios al inicio y repetirlo por irregularidades”. Además, “por la mala praxis del equipo de gobierno ahora los malagueños vamos a tener que pagar el pufo, a razón de 646.000 euros a los afectados por los casi seis años que han tardado en darles sus plazas” y en concepto de sus no remuneradas retribuciones laborales. Seguimos teniendo muchas dudas de si estos emolumentos serán definitivos o se verán aún incrementados. Lo que no podemos permitir es que la mala gestión del PP y este tipo de irregularidades sigan pagándose con el dinero de la ciudadanía”, ha expresado Daniel Pérez.

 

El portavoz socialista ha explicado que el tribunal da la razón a tres funcionarios que recurrieron el proceso selectivo “que se celebró hace dos años y medio al existir dudas sobre la elección o no al azar de los temas a desarrollar en el examen tal y como establecían las bases generales de la convocatoria”. Para ser más exactos, el tribunal ya había escogido las bolas con los números de los temas antes de que los aspirantes entraran en el aula, “suponiendo para el magistrado una irregularidad del tribunal calificador y chocando con los principios de objetividad y transparencia”, ha informado Daniel Pérez.

 

Esta situación “oscura para el Ayuntamiento con el Cuerpo de Bomberos no es nueva, porque el proceso de oposición del año 2015 para el Cuerpo de Bomberos se dieron unas circunstancias parecidas, puesto que fueron objeto de impugnación por parte de ocho aspirantes al existir desigualdades en los baremos de corrección”, ha explicado el portavoz socialista. Los demandantes alegaban que no fueron informados de los criterios de evaluación y que, tras revisar sus exámenes, se dieron cuenta de que fueron evaluados con criterios distintos. “Han tenido que pasar casi seis años, muchas apelaciones del Ayuntamiento y cinco sentencias para que se haya reconocido judicialmente la razón de estos aspirantes a bombero, que no tienen la culpa de las irregularidades cometidas por la mala gestión del equipo de gobierno”, ha zanjado por su parte Daniel Pérez.

 

PSOE pide el fin del conflicto laboral

En otro orden de cosas, pero relacionadas con el Cuerpo de Bomberos, el edil socialista Salvador Trujillo ha pedido al equipo de gobierno local “que acabe ya de una vez por todas con la huelga de cinco años”, un conflicto laboral “que se solucionará con voluntad política, con más recursos y personal en la Unidad Médica de Salvamento e Intervención para que cuente, como mínimo, con una unidad por turno”. Además, “es imprescindible realizar las actuaciones necesarias y las inversiones oportunas, en consenso con los trabajadores, para acabar con el conflicto laboral en el Real Cuerpo de Bomberos de Málaga y negociar el final de la huelga de una vez por todas”. Estas peticiones son los puntos principales de una moción que Salvador Trujillo defenderá el próximo jueves durante el pleno.

 

El conflicto en el seno del Real Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Málaga no es nuevo. A las penurias relacionadas con la falta de recursos materiales, equipamientos y recursos humanos, que han llevado a sus trabajadores a poner en marcha una huelga que ya dura 4 años, se les suman los escándalos relacionados con los procesos de selección. Estos incidentes han estado copando titulares de los periódicos locales en los últimos tiempos y están siendo objeto de sentencias con consecuencias muy graves para las arcas municipales y para el buen nombre del Cuerpo.

 

“Los médicos del cuerpo, además, denuncian que el Ayuntamiento está acabando con la Unidad Médica de Salvamento e Intervención, que está sufriendo un deterioro paulatino y que actualmente cuenta con una pírrica dotación de tres profesionales: un médico y dos enfermeros, todos ellos ubicados en el parque Central de Martiricos”, ha explicado Trujillo. La mayoría de las actuaciones que llevan a cabo atienden a un sector de la población muy vulnerable, con un porcentaje muy alto de salidas de las patrullas de bomberos para aperturas de domicilios con atención a personas que viven solas, para atención a víctimas de accidentes de tráfico, amenazas de suicidio, incendios o, incluso, para tratar a bomberos heridos en rescate.

 

“El Colegio de Médicos y el Colegio de Enfermería también han alzado la voz para reclamarle al ayuntamiento de Málaga que no deje morir esta unidad que puede dar atención sociosanitaria urgente en circunstancias y escenarios muy diversos”, ha agregado el concejal socialista Salvador Trujillo. Además, “no les permiten ni protestar, porque a las duras condiciones de trabajo que tienen por la falta de medios y de personal se suman más de cien expedientes disciplinarios desde 2017 para acallar las voces que denuncian la precaria situación a la que se ven sometidos”, ha zanjado Trujillo.

 

El secretario general del Sindicato Andaluz de Bomberos, Andrés Millán, ha desgranado el conflicto que se extiende a lo largo de los últimos cinco años, desde los que sufren “un gran desorden y desorganización, con una nave a la deriva por culpa del alcalde y de los concejales de Seguridad y de Recursos Humanos”. Millán lamenta que “tras la sentencia que ha dado la razón a los seis bomberos no ha habido ningún tipo de reprimenda ni ningún expediente disciplinario”.

 

El representante sindical afirma que “en los cinco años que llevamos inmersos en este conflicto laboral sólo tenemos promesas, pero nunca se cumplen”. Es más, “hemos tenido la oportunidad para desconvocar la huelga a final de este año, pero no han escuchado ni una sola de las 16 peticiones que les hicimos llegar durante la negociación. Sin voluntad, no se puede avanzar”, ha zanjado Andrés Millán. Los sindicatos mantuvieron con el Ayuntamiento una reunión en diciembre de 2021 en las que ambas partes se comprometían a acabar con la huelga tras la puesta en marcha de las peticiones. “Hoy estamos a 25 de enero y aún siguen sin solventarse”.

Equipo de gobierno

Por su parte, el concejal delegado del Área de Recursos Humanos y Calidad, Jacobo Florido, ha indicado que "los socialistas no están yendo contra el equipo de gobierno sino contra lo funcionarios que son los que velan por la integridad de todos los procedimientos que hay en este ayuntamiento".

"Los que dan fe y la credibilidad de que se actúa en consecuencia es la secretaría de los tribunales, formado por técnicos de una acreditada solvencia y si el PSOE quiere ir en contra de estos funcionarios, pues ellos verán", ha asegurado Florido, quien ha incidido en que recurrirán la sentencia "porque el tribunal entiende que se cumplieron las garantías".

Sobre la posibilidad de abrir una investigación, el edil ha dicho que "cómo se va a abrir", insistiendo en que "lo primero es que la sentencia no es firme y segundo que si la secretaria de esa oposición me dice que se hizo con todas las garantías no tengo por qué dudar".

"Ahora, si hay una sentencia firme que nos dice que a pesar de que se cumplieron las bases, que hay que repetir, ya se verá", ha apuntado Florido, quien sobre el fin del conflicto laboral también se ha mostrado a favor, precisando que "huelga no es, cuando se han hecho 8.000 horas extraordinarias".