El Juzgado de Instrucción 1 de Málaga ha citado a un nuevo investigado en el procedimiento para esclarecer el caso de los 23 niños afectados por hipertricosis, enfermedad que provoca el crecimiento de vello por todo el cuerpo, después de que se les suministrara por error minoxidil en lugar de omeprazol. La Fiscalía abrió diligencias en 2009 después de que varios niños de muy corta edad resultaran afectados de hipertricosis y pidió que se tomara declaración en calidad de investigados a dos responsables de la empresa Farma-Química Sur SL, con sede en Málaga.

Fuentes judiciales indicaron a Efe que el nuevo investigado tendrá que comparecer ante el instructor el 22 de febrero, declaración que se producirá después del informe que recibió el juez de la policía para aclarar lo ocurrido con el medicamento, su distribución y almacenamiento.

El instructor solicitó dicho informe para conocer la participación que tuvieron unos supuestos intermediarios en el proceso y aclarar si hubo manipulación por parte de alguien. En este procedimiento ya hay 13 investigados y de las declaraciones que han trascendido todos aseguraron ante el juez que no manipularon el contenido y que lo importaron a granel desde India, se limitaron a recibir los productos y los distribuyeron entre farmacias.