La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio va a abrir en los próximos días la convocatoria para que las comunidades de propietarios puedan solicitar las ayudas para la rehabilitación de viviendas en las barriadas de Carranque en Málaga, Arroyo de la Miel en Benalmádena y Las Albarizas en Marbella. La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha informado de la inminente publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de la orden de convocatoria de subvenciones de las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana, programa en el que figuran estas tres barriadas malagueñas con una inversión de 9,6 millones de euros para un millar de viviendas.

La consejera se ha detenido en las obras de Carranque, una barriada “con edificios muy envejecidos y que, pese a su deterioro, no había contado hasta ahora de aliado con la Junta de Andalucía para la reparación de sus viviendas”. “Este programa, que es la primera vez que se desarrolla en Andalucía en colaboración con los consistorios, ofrece unas posibilidades únicas para rehabilitar un parque residencial que desde hace tiempo necesitaba una reforma integral, sobre todo en barriadas con necesidades”, ha expuesto Marifrán Carazo.

Con el programa de las Arrus se actuará en un grupo de 163 viviendas de la barriada de Carranque en la capital malagueña, de las que en su gran mayoría están agrupadas en edificios plurifamiliares (147), mientras que el resto son unifamiliares. Los edificios de la barriada, que se levantaron en los años cincuenta, se rehabilitarán de manera integral para resolver problemas estructurales y de cimentación, así como otras actuaciones de accesibilidad y eficiencia energética. Las actuaciones incluyen la reparación en instalaciones fijas, equipamiento propio y elementos comunes.

La inversión será de 4,8 millones, de los que el programa de las Arrus, financiado a través del Plan Estatal de Vivienda y el Plan Vive En Andalucía, subvencionará cerca de la mitad, 2,3 millones de euros (49 por ciento). El Ayuntamiento de Málaga hará una aportación de 1,7 millones (36 por ciento). Así, las comunidades de propietarios sólo tendrán que asumir el 15 por ciento del coste de la obra, es decir, 695.375 euros.

Las obras podrían empezar a mediados de este año y contarán con un presupuesto de 9,6 millones de euros para actuar en un millar de viviendas

En Marbella se destinarán más de dos millones de euros a la rehabilitación de 562 viviendas en Las Albarizas, donde se acometerán obras de mejora de la accesibilidad, además de otras actuaciones como la impermeabilización de cubiertas. La aportación autonómica asciende a los 1,4 millones de euros, mientras que el Consistorio marbellí tiene reservado 368.000 euros. Estas cantidades equivalen al 83 por ciento del coste de las actuaciones.

Las obras en Las Albarizas se plantean para la conservación y para la accesibilidad, mediante la instalación de ascensores. La mejora en el parque residencial también se complementará con obras de urbanización en la zona, como la adecuación y ajardinamiento de un talud existente, la creación de una plaza junto al antiguo Centro Cívico, la sustitución y mejora del alumbrado público, la reparación puntual de alcorques y la renovación de acerado con la renovación del mobiliario urbano.

Por último, se acometerán mejoras en la conservación y la accesibilidad en torno a 350 viviendas de la zona centro y Arroyo de la Miel de Benalmádena, que abarca Carola, Carranque, calles Las Flores, Inmaculada Concepción, Bajondillo y edificios concretos como los de Bonanza, Alegranza y los Zodiaco y su entorno. El presupuesto asciende a 2,7 millones de euros, con una subvención de 1,9 millones de la Junta de Andalucía que se completará con una inversión municipal de 405.000 euros. Los particulares aportarán 400.000 euros, es decir, el 14,61 por ciento del coste total. Esta convocatoria tiene cuatro líneas que se ofrecen al ayuntamiento para rehabilitación, reurbanización, coste del equipo técnico de gestión y realojos temporales.

La consejera ha puesto el acento en que las actuaciones se van a desarrollar en “barriadas muy necesitadas, donde se ha invertido históricamente muy poco y cuyos edificios presentan un grado de conservación muy deficiente”. En ese sentido, ha recordado que es la primera vez que en Andalucía se lanza una convocatoria para la rehabilitación de barriadas a través de los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes. En el conjunto de Andalucía, la inversión se aproxima a los 45 millones de euros, en los que se prevé intervenir en torno a 3.100 viviendas.

El programa de las Arrus forma parte del vigente plan de vivienda Plan Vive en Andalucía. Financia y abarca un importante abanico de actuaciones. Entre ellas se encuentran desde aquellas dirigidas a la mejora del estado de conservación de los inmuebles (arreglo de cubiertas, azoteas, fachadas y medianerías); la mejora de la accesibilidad, como la eliminación de barreras arquitectónicas o la instalación de ascensores, o la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad (obras de envolvente térmica en edificios, instalación de sistemas de calefacción o refrigeración o nueva iluminación LED en zonas comunes).

La consejera prevé que las obras se puedan desarrollar a mediados de este año, una vez que se complete el proceso de tramitación. Tras la delimitación de las áreas, la consejera y los alcaldes de Málaga, Francisco de la Torre; Marbella, María Ángeles Muñoz; y Benalmádena, Víctor Navas, firmaron el convenio de colaboración, por el cual el Ayuntamiento actuará como entidad colaboradora y se encargará de la redacción de los proyectos y la licitación posterior de las obras, así como de la interlocución con los vecinos y del proceso de participación vecinal, y la distribución de subvenciones. A partir de la publicación de la convocatoria de subvenciones, las comunidades de propietarios tendrán un plazo de seis meses para presentar las solicitudes.