La Encuesta de Población Activa (EPA) sigue dejando sensaciones contradictorias para el mercado laboral de la provincia de Málaga, que continúa cosechando récords de ocupación pese a la pandemia pero que no logra reducir las cifras de paro. El año 2021 cerró con una subida interanual de 8.400 parados en Málaga que dejan el total en 164.700 desempleados, según la nueva oleada de la EPA publicada este jueves por el INE. Las cifras pueden resultar algo chocantes, ya que a nivel laboral el 2021 ha sido mucho mejor año que el nefasto 2020 (año en el que irrumpió la pandemia), pero hay que tener en cuenta que, a lo largo del ejercicio, también se ha producido un fuerte incremento de población activa (la que está en edad y disposición de trabajar).

Así, la provincia ha pasado de los 808.900 activos a finales de 2020 a los 832.300 de ahora, es decir, 23.400 personas más, alcanzando la cifra más alta de la serie histórica de la EPA. En el plano nacional, ha sido la tercera provincia con más aumento en este apartado, por detrás de Las Palmas (37.700) y Valencia (26.000), y por delante de Alicante (23.200) o Barcelona (20.600). La consecuencia es que Málaga, pese a crear empleo en este tiempo, el incremento de activos ha tirado al alza del desempleo, ya que el actual mercado laboral, vistas las cifras, no ha dado para absorber a todas estas personas. En el último trimestre del pasado año, el correspondiente al periodo navideño, el paro se redujo en 1.400 personas.

En lo positivo, los datos sigue mostrando que, a pesar de la subida del desempleo, la provincia ha incrementado al mismo tiempo el volumen de personas con empleo, firmando además un nuevo récord de ocupados en la serie histórica del INE. El cuarto trimestre de 2021 se cerró con 667.600, lo que representa un alza de 10.900 respecto al trimestre anterior. Málaga tiene ahora mismo 15.000 ocupados más que hace un año y, evidentemente, rebasa ya los niveles prepandemia, que estaban en torno a los 650.000. Eso sí, hay que recordar que unos 4.600 trabajadores malagueños siguen incluidos en ERTE.

La subida de ocupados ha estado liderada curiosamente por la industria (10.300), seguida de la construcción (5.200) y los servicios (1.700), mietras que hubo un descenso en la agricultura (-2.300). El mapa de la provincia está compuesto actualmente por 544.500 trabajadores de servicios (el 81% del total), 62.800 de construcción, 35.100 de industria y 25.200 de agricultura.

La tasa de paro en la provincia se sitúa ahora en el 19,79% de la población activa, algo por debajo del trimestre anterior (20,18%) y ligeramente por encima que hace un año (19,32%). Respecto a antes de la pandemia, la tasa está todavía dos por encima (en el tercer trimestre de 2019 era del 17,75%).

Cabe también destacar que la tasa de desempleo de Málaga está más de seis puntos por encima de la nacional (13,33%) y un poco por debajo de la andaluza (20,18%).

La secretaria de Empleo y Formación de UGT Málaga, Leonor Gálvez, ha comentado que los datos, en general, son positivos. "Para nuestra provincia el dato, aunque positivo desde luego puede ser mejorable. El tejido productivo de nuestra provincia sabemos que está muy atomizado en el sector servicios y como sabemos la dependencia del turismo lo hace muy vulnerable", ha aseverado.

La secretaria de Empleo y Formación de CCOO de Málaga, María José Prados, ha explicado que toman con cautela las cifras, "ya que el crecimiento de personas ocupadas no absorbe el crecimiento de la población activa, ni la tasa de las que están desempleadas".

"Los datos, sin duda favorecidos también por el avance del ritmo de vacunación en este cierre del año, son positivos, pero no dejan de mostrar una realidad complicada en un entorno todavía marcado por la pandemia sanitaria", ha afirmado la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

Diferencias entre la EPA y los datos mensuales de empleo y paro

Los datos de la EPA difieren de los que mes a mes publica el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Ambas estadísticas tienen metodologías completamente distintas. Mientras que la EPA es una encuesta de carácter trimestral, las cifras del Ministerio se refieren a los desempleados que están registrados en los servicios públicos de empleo. Según estas cifras, Málaga clausuró el ejercicio de 2021 con una bajada global de 44.732 personas en las listas del paro, lo que deja el total en 151.554 desempleadoss. La provincia malagueña logró así el tercer mayor descenso del desempleo a nivel provincial de toda España, sólo tras los registrados en Barcelona (94.799) y Madrid (66.809). El paro en Málaga queda muy cerca de los niveles de la prepandemia, ya que el año 2019, justo antes de la irrupción del Covid, cerró con 148.485 desempleados, es decir, unos 3.000 menos que ahora.

El descenso anual del paro en Málaga es el más alto de toda la serie histórica aunque se produce, claro, justo después del ejercicio que dejó la peor subida de siempre: en 2020 el desempleo subió en más de 47.800 en la provincia debido al brutal impacto que provocó la irrupción de la pandemia en la economía.

En materia de empleo, los datos de la Seguridad Social reflejan en el conjunto de 2021 un incremento de 41.302 afiliados en Málaga, para un total de 641.464 cotizantes. De nuevo, sólo Madrid (160.606) y Barcelona (97.264) presentan una subida de cotizantes mayor a lo largo del ejercicio. Con estas cifras, Málaga presenta también cifras superiores a las del cierre de 2019, es decir, aún en la prepandemia, ya que entonces se computaban 624.066 afiliados, según las cifras del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.