Efectivos del Real Cuerpo de Bomberos y de la Policía Local de Málaga han rescatado este pasado miércoles un escalador que había sufrido un accidente que le hizo caer desde unos cuatro o cinco metros de altura en el paraje denominado Lagarillo Blanco, en la cara sur del Monte San Antón, lugar habitual para la práctica de la escalada.

Así, sobre las 17.15 horas el 112 recibió una llamada que realizaron compañeros de escalada del herido para informar del suceso y pedir ayuda, ya que la víctima había sufrido daños que le imposibilitaban salir del lugar por sus propios medios al tratarse de una zona escarpada y de gran desnivel, han informado desde la Policía Local en un comunicado.

Hasta el lugar se desplazaron dos equipos del Real Cuerpo de Bomberos y una dotación de la Policía Local de Málaga, todos ellos dotados con vehículos todoterreno, ya que con otro tipo de vehículos no era posible acercarse hasta el lugar.

Rescate y evacuación de escalador accidentado

Tras alcanzar el punto más próximo hasta el que podían acceder con los vehículos, bomberos y policías locales subieron el resto del camino, unos 600 metros, a pie, portando una tabla de rescate y una camilla nido con la que evacuar a la víctima.

Una vez en el lugar, estabilizaron y aseguraron al herido en la camilla nido, procediendo a su evacuación ladera abajo, no sin dificultades, ya que tuvieron que bajar los 600 metros portándolo por la escarpada zona de gran desnivel y con muchas piedras sueltas, hasta finalmente alcanzar la explanada de la zona recreativa de Lagarillo Blanco, donde esperaba una ambulancia de Bomberos que asistió en primera instancia al herido, que presentaba una fractura de tobillo con rotación, siendo trasladado a un centro hospitalario.