Unidas Podemos ha presentado una moción urgente en el Pleno de la Diputación provincial sobre la mejora en la atención a las personas discapacitadas, y el servicio prestado por los Centros de Valoración y Orientación.

Estos centros, dependientes de diferentes delegaciones de la Junta de Andalucía, se encargan de la valoración del grado de discapacidad, así como de la información, orientación y asesoramiento de las familias y de las propias personas dependientes. La provincia de Málaga destaca por superar los 24 meses de espera para la revisión del grado, y por acumular, en enero de 2021, 10.552 solicitudes de valoración inicial.

La portavoz del grupo político en la Diputación, Maribel González, ha señalado la necesidad de reforzar los servicios que se han visto mermados por la crisis sanitaria, ya que "los derechos, la inclusión, el bienestar y la dignidad de una parte importante de nuestra sociedad debe ser un objetivo primordial en todas las acciones institucionales y políticas que se arbitren".

En la moción presentada, UP destaca que Málaga es la provincia andaluza con más personas discapacitadas, con 116.833 personas con un grado superior o igual al 33%, seguida de Sevilla y Cádiz. La mujer malagueña, asimismo, es la protagonista de las solicitudes de reconocimiento, con 60.247 peticiones.

En el escrito se alude al Estatuto de Autonomía para Andalucía, donde está recogida la especial atención a las personas en situación de dependencia y su integración social, económica y laboral. El grupo se apoya en la demora de los servicios para reclamar que se cumplan los objetivos y principios rectores de las políticas públicas, orientados a la igualdad de oportunidades y a la no discriminación.

Unidas Podemos insta al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a actuar de forma estructural y permanente sobre estos Centros, dotándolos de más personal, y priorizando la gestión de las revisiones de grado. Asimismo, reclama un refuerzo de medios técnicos, la descentralización de la capital malagueña, y el estudio de la posibilidad de visitas a domicilio de los profesionales en su labor de revisión.