El Ayuntamiento de Málaga aprobó la semana pasada, por unanimidad, eliminar el requisito de convivencia para optar a las bonificaciones de la plusvalía mortis causa cuando se trate de la vivienda habitual.

Actualmente el Área de Economía y Hacienda trabaja en la reforma de la ordenanza fiscal de este tributo para ajustarlo a la nueva normativa estatal, por lo que se reducirá este impuesto un 36% de media, tanto para plusvalías mortis causa como intervivos.

Por tanto, lo que queda por saber es si dará tiempo a que ese nuevo compromiso del Consistorio malagueño en cuanto a la bonificación progresiva de la plusvalía -sin tener que demostrar convivencia con el fallecido en los últimos dos años- se refleje en la nueva ordenanza del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), que se espera para primavera.

Preguntado por ello, el alcalde, Francisco de la Torre, ha asegurado que esa es la intención del equipo de Gobierno pese a los plazos ajustados. "Tenemos que tratar de ir rápido en la negociación con los grupos para ver si podemos llegar en fecha de primavera para poder plantearlo a tiempo".

El regidor ha recordado la merma que supone la reforma de la plusvalía municipal para la recaudación del Ayuntamiento, estimada en 19 millones de euros según Gestrisam. Por ello, ha reiterado la necesidad de que el Gobierno central compense a los entes locales. "Si hubiera noticias de que la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) actúa con eficacia, el Gobierno atiende esta petición de compensación, todo sería más fácil, es evidente", ha señalado, al tiempo que ha asegurado que la merma de ingresos municipal la "vamos a notar este año".

"Si queremos que los ayuntamientos seamos muy operativos, muy activos en el Plan de Recuperación y Resiliencia y en la participación de los fondos europeos necesitamos poner recursos", ha advertido De la Torre, que ha dicho, además, que los fondos europeos, "casi nunca, son al 100%, es muy raro, y hay que poner un porcentaje que tiene que salir de algún lugar".

Vecinos de El Perchel

En cuanto a la petición de los vecinos de El Perchel y del grupo municipal Unidas Podemos para que el Ayuntamiento de Málaga medie en el conflicto inmobiliario que afecta a 50 personas de este barrio malagueño, De la Torre ha manifestó que la postura del equipo de Gobierno es "tratar de poner sensibilidad social en nuestra acción y también los propietarios privados".

"Supongo que esa adquisición que se ha hecho, se ha hecho para hacer algo más moderno y mejor en esa zona, pero hay que tratar de hacerlo procurando no dañar a los vecinos que vivan allí como inquilinos", añadió el alcalde, que puntualizó que los vecinos mantuvieron una reunión con el concejal de Vivienda y Derechos Sociales, Francisco Pomares el pasado 27 de diciembre.