‘La Casa Dorada de Pájaros’, del escultor contemporáneo Jaume Plensa, ya luce restaurada en la plaza de Félix Sáenz tras finalizar los trabajos de restauración a cargo de Chapitel, la empresa que, por ejemplo, renovó la estatua del Marqués de Larios cuando se modificó su ubicación.

El latón dorado con el que se realizó esta escultura, que se encontraba ennegrecido, ya ha recuperado su brillo, una intervención que se venía demandando desde hace más de una década ante las continuas denuncias sobre el mal estado en el que se encontraba el monumento del artista catalán, que cuenta con exposiciones en Londres, Nueva York o Chicago, en la que a menudo se han visto pegatinas y anuncios colocados en sus soportes, además de bicicletas amarradas.

Ya en 2008 se aprobó por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Málaga que se restaurara. «En estos años, no obstante, han sido numerosos los arreglos parciales, ya que suelen colocar pegatinas en las patas y la empresa Quibla tuvo que arreglar una vez un destrozo de un camión de obra», apuntan desde el área de Cultura.

Estas mismas fuentes apuntan que el latón dorado del que está hecha esta estatua adquirida por el Ayuntamiento de la capital en 2001 «no es un material muy apto para estar en el exterior, en un clima como el de Málaga y con salitre del mar», lo que ha contribuido a la pérdida progresiva del brillo.

«La obra de Plensa es una pieza de museo que, en Málaga, está colocada en el exterior», recalcan.