La empresa Dax Robotics ha presentado este lunes en el Salón de Innovación en Hostelería H&T de Málaga su primer prototipo de bar robotizado, capaz de servir de forma autónoma al cliente que pulsa el botón de sus pantallas desde cervezas y copas de vino hasta refrescos y todo tipo de combinados. El invento, que ya está patentado y que será presentado en su versión definitiva en la próxima feria nacional HIP 2022 del sector hostelero, ha sido diseñado para su uso en hoteles, caterings, eventos corporativos o celebraciones por los ingenieros Aarón Rojas y David Gallego, que siguen trabajando en perfeccionar su invento para que sepa también, en un futuro próximo, mezclar cócteles, servir helados o hacer café.

"La idea se nos ocurrió inicialmente como algo lúdico, lo hicimos por diversión para ponerlo a lado de un grifo de cerveza, pero luego lo llevamos a una boda y la gente se entusiasmó. Ahí nos dijimos que de esto podíamos hacer un negocio", comenta Rojas. Su bar robot, explica, tarda el mismo tiempo que una persona en servir una bebida y es capaz también de abrir botellas, refrigerar copas de vino o congelar las jarras para la cerveza, lo que lo convierte en una opción de lo más completa para cubrir cualquier tipo de evento o celebración. "Es como cualquier bar, puedes pedir lo que quieras. Igual no hace los combinados con el mismo salero que una persona, pero es ideal para tener un servicio de 24 horas", bromea. En un par de meses esperan tener ultimado el dispositivo, que en su pantalla ofrecerá al cliente un completo surtido de variedades, incluidos combinados de ron, ginebra o whisky.

Rojas, CEO de Dax Robotics, afirma que el dispositivo puede tener también múltiples utilidades en el sector hotelero, ya que puede instalarse junto a una piscina para atender a los clientes o para atender el horario nocturno, de forma que cualquier persona alojada en un establecimiento pueda siempre servirse una copa, un café o un helado cuando el bar del hotel esté cerrado. La empresa instaló el año pasado su primer quiosco automatizado en un parque temático de Gran Canaria de la mano de Heineken, capaz de servir tres tipos de cerveza y bolsas de patatas, aunque este nuevo prototipo que puede verse en la H&T de Málaga está más perfeccionado.

El bar robotizado está acompañado de otro robot asistente ideado para ayudar a los camareros en su trabajo, capaz de repartir comandas por las mesas de los clientes o de transportar platos y vasos ya usados de vuelta a la cocina.

En cuanto al precio del invento, sus creadores detallan que la idea es que el novedoso bar robot pueda alquilarse a razón de mil euros el día, mientras que el robot asistente puede tanto comprarse (su precio es de 9.500) como disfrutarse mediante un renting de 300 euros al mes durante cuatro años que incluyen soporte y todo tipo de mantenimiento.

El responsable de Dax Robotics opina que la innovación debe ayudar siempre a mejorar el rendimiento y el servicio de un negocio y niega que la incorporación de los robots al mundo del trabajo vaya a suponer una reducción de oportunidades laborales. "La robótica va a generar muchos más empleos de los que pueda destruir. Estamos asistiendo a un cambio en paradigma en muchos oficios. Lo importante es que las administraciones públicas fomenten todo este tipo de nuevos estudios, porque lo cierto es en segmentos como la robótica, la informática o la programación es donde hay más trabajo. Y muchas veces no encontramos este perfil de trabajadores", señala.