El sector de la hostelería y el turismo, que emplea a unos 117.000 trabajadores en la provincia de Málaga (el 70% de ellos en el segmento hostelero), ha manifestado este lunes su convencimiento de que este 2022 será el de año de la "recuperación" de la actividad y 2023 el de la "consolidación", tras las grandes dificultades atravesadas en estos dos pasados ejercicios debido a la pandemia. Tanto empresarios como administraciones han lanzado un mensaje de optimismo en la inauguración del Salón de Innovación en Hostelería H&T, que celebrará hasta este miércoles su 24 edición en el Palacio de Ferias de Málaga. No obstante, los hosteleros malagueños han advertido de que existe aún un elevado "sobreendeudamiento" en muchas empresas del sector, con grandes dificultades en lo relativo a la financiación (tanto en la obtención como en la devolución), y auguran que costará todavía entre cuatro o cinco años llegar a los números de negocio de 2019. Tambien ha afirmado que las perspectivas de mejora están sujetas a aspectos clave" como la legislación laboral, la regulación de la actividad en el espacio público, la promoción o la incentivación del consumo". Málaga acoge además este lunes, en el mismo recinto, la segunda edición del Foro Nacional de Hostelería, lo que la convierte estos días en el centro de las miradas de este potente sector.

El presidente de la Federación de Hostelería de Málaga (Mahos) y de Andalucía, Javier Frutos, ha hecho referencia al Anuario de la Hostelería que elabora Hostelería de España para recordar que el sector andaluz perdió 8.000 millones de euros de facturación en 2020, y que su peso en el PIB regional bajó de casi el 7% al 3,5%. Ya en 2021 los números han mejorado, pero aún están lejos de los alcanzados en 2019, último año prepandémico. En relación a dicho ejercicio, la facturación aún está más de un 30% por debajo; y el empleo, más de un 11% por debajo.

A la inauguración de H&T ha asistido el secretario de Estado de Turismo del Gobierno de España, Fernando Valdés, que ha afirmado que la percepción compartida por el sector privado y público es que el segmento turístico "empieza a recuperar el pulso" y que "definitivamente éste va a ser el año de la recuperación", algo que se percibe por la reactivación de reservas que ya se empieza a ver en destinos como Málaga. Valdés ha recordado que la provincia malagueña, con la Costa del Sol, es uno de los destinos "preferentes" del mercado internacional.

El secretario de Estado ha afirmado también que Málaga es una de las plazas turísticas que más se ha beneficiado del reparto de la primera convocatoria extraordinaria del programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino, con 16,8 millones que irán destinados a cuatro proyectos en Sierra de las Nieves, Estepona, Marbella y Vélez Málaga. Valdés va a visitar estos días esos enclaves para explicar a los ayuntamientos y empresarios locales el uso que se le van a dar a estos fondos, destinados a potenciar nuevas experiencias, elementos como el senderismo o la digitalización. En concreto, ha explicado que la intención es que el parque nacional Sierra de las Nieves sea accesible a todos los turistas.

Por su parte, el viceconsejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Manuel Alejandro Cardenete, ha garantizado a los empresarios del sector de la hostelería andaluza que encontrarán en la Consejería "un interlocutor específico para impulsar su modernización y apoyar la reactivación de estas empresas". Para ello, ha anunciado el impulso de una unidad específica creada en la Consejería para atender a la hostelería, que permite que este sector "ya no esté solo, salga del limbo administrativo en el que se encontraba y tenga a quien dirigirse y quien le defienda".

Cardenete ha afirmado que el turismo y la hostelería "se encuentran en un claro proceso de digitalización" como industrias "en constante evolución que requieren de un permanente esfuerzo de adaptación". También ha destacado "la necesidad de contar con un potente tejido empresarial decidido a tomar la innovación como parte de su ADN".

El representante de la Junta ha definido a la hostelería como "uno de nuestros grandes bastiones, por calidad, variedad, singularidad, diseño y por proyectar una imagen potente e innovadora de nuestro destino", y ha recordado su gran peso en la economía, ya que el alojamiento y la restauración suponen el 70% de la actividad turística y el 10% de las empresas de la región. No obstante, ha insistido en que el progreso y la recuperación "debe pasar por la vía de la innovación".

Andalucía, según el viceconsejero, "ha liderado el turismo durante estos dos años de crisis, convirtiéndose en el primer destino de España", con más de 20 millones de turistas en el último año y expectativas para 2022 "bastante mejores en cuanto al número de viajeros que esperamos". Con la esperada vuelta de las cifras de viajeros a niveles cercanos a los prepandémicos, la Junta cree que este año se pueden alcanzar los 28 millones de turistas.

24

Las imágenes del salón H&T en el Palacio de Ferias de Málaga Álex Zea

Los empresarios dicen que la situación sigue "muy complicada"

Por el lado privado, los presidentes de Hostelería de España, José Luis Yzuel, y de la Federación de Hostelería de Andalucía y de Málaga (Mahos), Javier Frutos, han confiado en que 2022 sea el del inicio de la recuperación tras el Covid-19, que esperan quede pronto como "un mal sueño". "Estamos deseando que nos dejen trabajar y recuperar la confianza de nuestros clientes", ha dicho el dirigente estatal, quien ha aludido a las "buenas oportunidades y fondos públicos" que deben llegar a estas empresas.

Javier Frutos ha añadido que, pese a las buenas perspectivas, hay un elevado "sobreendeudamiento" en muchas empresas del sector: "Nos va a costar cuatro o cinco años llegar a los números de 2019", ha señalado. "Saldremos a flote pero la situación que vivimos y seguimos viviendo es muy complicada", ha admitido. Y aunque cada vez hay menos personal incluido en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), los hosteleros quieren que este mecanismo se amplíe porque "va a ayudar a pequeñas empresas a superar esta situación; es básico".

"Vamos a seguir necesitando ayudas, llegar a los números de 2019 y a la normalidad es lo que esperamos pero se han perdido muchos compañeros en el camino y esto nos va a costar mucho", ha comentado el presidente de Mahos Frutos.

Yzuel ha añadido, por su parte, que el sector llega a esta segunda edición del Foro Nacional de Hostelería, que se seguirá celebrando en Málaga hasta 2025; tras la "peor situación conocida en la historia pero es un momento de oportunidades y de reflexionar". Así, ha indicado que en términos de empleo al sector le faltan en torno a 100.000 trabajadores. "Tenemos muchos deberes desde el punto de vista laboral. Tenemos que ser más atractivos, mejorar nuestras relaciones laborales, estamos deseando volver a liderar y acumular empleo porque la hostelería necesita a mucha gente que se incorpore y esperemos que esa senda de la recuperación venga ligada de esa creación de empleo", ha afirmado.

Este sector es "muy dinámico" y necesita "permanentemente" nuevos perfiles, así como "mucha formación seria" pero también "ser más atractivos", ha reiterado Yzuel, quien cuestionado al respecto ha explicado que uno de los problemas a la hora de incorporar trabajadores son "las condiciones de trabajo, no solo por lo salarial que a todos nos encantaría pagar mejores salarios, sino porque trabajamos a turno partido, los domingos, y eso es difícil para la conciliación y siempre lo podemos mejorar".

"Ahí tenemos el reto. Sin ninguna duda hay margen de mejora siempre, nos encantaría tener un montón de curriculum y esperamos que eso pase dentro de un tiempo pero la realidad es que ahora nos cuesta incorporar gente al sector", ha admitido el presidente de la patronal de hostelería española, quien ha añadido que la recuperación total llegará en 2023 aunque este año ya se empezará a notar con la llegada de más turismo internacional y con la confianza de seguir contando con el cliente de cercanía.

En relación a las terrazas, tema que ha protagonizado una de las mesas de análisis, Yzuel ha recordado que han sido uno de los fenómenos que mayor expansión han tenido con motivo del Covid. "Los cambios de modelos sociales ponen de relieve que éstas han venido para quedarse, pues son espacios fundamentales de nuestro paisaje urbano y en los peores momentos de la crisis han llegado a suponer el 50% de la facturación de los negocios”.

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha celebrado la realización del Foro Nacional de Hostelería, en el marco de H&T, que "prestigia" a Málaga y "ofrece una oportunidad más para venir". Al respecto, ha subrayado que la formación y la calidad debe estar presente en el sector, "donde es muy importante la opinión de los clientes en cuanto a calidad del servicio, calidad del producto, y donde la Formación Profesional está muy ligada; hay una sinergia muy positiva".

"Creo que hay que conseguir que se trabaje en esa dirección por parte de todos", ha dicho el regidor, quien ha abogado, en ese sentido, por buscar "siempre la mejor calidad en producto y en servicio".

H&T, que se celebra hasta el 9 de febrero bajo la organización del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, prevé superar los 7.000 visitantes y reúne a todos los perfiles profesionales vinculados con estos sectores, concentrándose además una gran representación de proveedores especializados.

CCOO alerta de la enorme precariedad laboral

El responsable de Turismo de CCOO, Gonzalo Fuentes, ha presentado un informe elaborado por este sindicato en el marco del Foro Nacional de Hostelería bajo el lema "Ahora los salarios. ¡Pagad más!" donde se afirma que, a pesar de que los ERTEs por Covid han evitado en gran medida la destrucción estructural de empleo en la hostelería, el sector se caracteriza "por una precarización extrema en todos sus indicadores". Fuentes ha resaltado que "hay un 30% de parcialidad -que duplica la tasa del conjunto de actividades y se eleva al 36% en el caso de las mujeres-, un 36% de temporalidad media, con picos superiores al 40%, altos niveles de fraude en la contratación y rentas salariales situadas en el furgón de cola del conjunto de actividades económicas, de forma significativa entre las mujeres".

El estudio destaca la respuesta sindical de estos años frente a la precarización extrema a través de la externalización de determinados servicios propios, de forma muy señalada de las camareras de piso. Esta respuesta que ha desarrollado desde la acción jurídica contra los convenios de las empresas multiservicios, el incremento del SMI, además del impulso de cláusulas de aplicación del convenio de hostelería en caso de externalización en 30 provincias, que agrupan el 85% de las plantillas de la planta hotelera.

CCOO reclama el desarrollo y refuerzo de la estructura de negociación colectiva -incluyendo el impulso a la evolución de marcos provinciales hacia convenios autonómicos-; la "dignificación" de los salarios en el sector, con especial impulso al incremento de salarios mínimos; la reducción de los niveles de temporalidad y parcialidad a través de planes sectoriales por la calidad del empleo y la regulación del contrato fijo discontinuo, en desarrollo de la nueva redacción de los art. 15 y 16 ET; la limitación de las externalizaciones de actividades troncales y la garantía de aplicación del convenio de hostelería; la inclusión de los 'riders' en los convenios territoriales; la apuesta efectiva por la Salud laboral, la Igualdad, la Formación y la recualificación; así como el impulso a los protocolos sanitarios del ICTE y los proyectos 'Tarjeta profesional de Hostelería' y 'Hoteles laboralmente responsables”'.

Finalmente, Fuentes ha emplazado a las patronales del sector a afrontar 2022 como un periodo clave para la negociación colectiva, impulsando durante el primer semestre del año la renovación del Acuerdo Laboral Estatal de la Hostelería -ALEH-, del Convenio Estatal de Restauración colectiva y la negociación de los 39 convenios sectoriales territoriales vencidos (75% del total). "Es el momento de dejar de poner la pandemia como excusa para bloquear la negociación colectiva o seguir apostando por la precariedad", ha dicho. En caso de que no haya soluciones negociadas, ha anunciado movilizaciones junto a UGT con la Semana Santa y el verano como "puntos calientes".