El Ayuntamiento de Málaga ha alcanzado durante 2021 el objetivo del denominado Sacrificio Cero en el Centro Zoosanitario Municipal. En 2021 se han sacrificado 33 animales, 14 perros y 19 gatos, todos ellos por causas estrictamente sanitarias, frente a los 1.982 que fueron eutanasiados en 2011 lo que supone un descenso del 98%.

Uno de los factores determinantes para alcanzar esta cifra de sacrificio ha sido la disminución de ingresos de animales en el Centro Zoosanitario, afirma la concejala del Área de sostenibilidad medioambiental, Gemma del Corral. En 2021 ingresaron en el centro un total de 993 animales, 544 perros y 449 gatos, siendo en 2011 de 3.621 animales. Se ha producido una reducción del 73% de ingresos. 797 animales salieron para adopción, rescate de sus propietarios o cedidos a otras instituciones.

Del corral destaca que el descenso en los ingresos de animales en el centro se atribuye al incremento de la concienciación ciudadana en materia de tenencia responsable. En 2021, 310 perros fueron entregados por sus propietarios frente a los 1.594 de 2011, un 81% menos. En el caso de los gatos, los servicios municipales recogieron en la vía pública un total de 299 gatos en 2021 frente a los 1.020 de 2011, lo que supone un 71% menos.

El Sacrificio Cero es uno de los objetivos que ha recogido el programa de gobierno en los últimos mandatos en materia de bienestar y protección animal y que forma parte también del acuerdo de cogobierno con el grupo Municipal de Ciudadanos. Del Corral asegura que haber alcanzado ese objetivo del ‘Sacrificio cero’ es resultado directo del trabajo que se ha desarrollado durante los últimos diez años por parte de los técnicos y responsables del Área de sostenibilidad medioambiental y el compromiso alcanzado con diversas entidades de protección animal de la ciudad.

Entre las entidades de protección animal se encuentran la Sociedad Protectora de Animales, la Asociación ‘Perros de Málaga’, la Escuela Canina Municipal, QUERCUS, para el caso de los perros, y, en el caso de los gatos, las asociaciones AMAN, para el conjunto de la ciudad, y CIRIANA, para el distrito de Churriana. “Todas ellas desarrollan una importante labor de forma desinteresada y han conseguido afianzar unas buenas líneas de trabajo, imprescindibles para seguir avanzando en materia de bienestar y protección animal”, afianza Del Corral.

Asimismo, Del Corral destaca que el trabajo y la colaboración con el Grupo de Protección de la Naturaleza (GRUPRONA) de la Policía Local de Málaga ha resultado esencial para perseguir el abandono y el maltrato animal. “El trabajo del GRUPRONA y la creciente sensibilización de la ciudadanía promueve el establecimiento de las condiciones idóneas para conseguir que Málaga sea una gran ciudad amiga de los animales”, asegura la concejala del Área de sostenibilidad medioambiental.

Los planes que marca el Centro Zoosanitario Municipal de Málaga para el año 2022 pasan por continuar reforzando todo el trabajo que han desarrollado en los últimos diez años mediante la aportación de subvenciones económicas a las entidades protectoras; el apoyo a los programas y campañas de concienciación y educación ciudadana, y el trabajo con el Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga para poner en marcha iniciativas que planteen acciones para incrementar los niveles de identificación, vacunación y esterilización de los perros y gatos.

Por otra parte, en 2022 se prevé la aprobación de nuevas normas en estas materias, tanto a nivel nacional como autonómico, que propiciarán una nueva revisión de la ordenanza de bienestar, protección y tenencia responsable de animales.