El Grupo Municipal Socialista ha pedido al equipo de gobierno "que dé marcha atrás al cierre de la Escuela Infantil Colores de Málaga", la única pública que gestiona el Consistorio en la ciudad y "que cada año tiene más demanda por la inigualable calidad de sus profesionales y el servicio excepcional que se presta a niños y niñas de familias vulnerables que han dicho alto y claro que no quieren ir a otros centros". Así lo han manifestado las concejalas Rosa del Mar Rodríguez y Carmen Martín este martes durante una reunión mantenida con trabajadores del centro y una representación de padres y madres afectados por el cierre de esta institución, que lleva a cabo su actividad desde 2013 la calle Chaves del distrito Centro.

Rodríguez ha calificado como "un auténtico despropósito la decisión del equipo de gobierno de cerrar definitivamente esta escuela infantil, no podemos entender cómo la única guardería de gestión puramente municipal va a ser clausurada cuando su demanda va en aumento cada año". Además, se ubica en uno zona "con grandes necesidades sociales y laborales, por lo que vemos claramente la poca sensibilidad del alcalde, Francisco de la Torre, a quien se le llena la boca continuamente de hablar de la importancia de la educación".

De ahí que la socialista pida al regidor "un firme compromiso con la escuela municipal Colores de Málaga, vamos a exigirle quede marcha atrás en su intención de cerrarla y que continúe funcionando con las mismas personas que actualmente trabajan allí". En julio de 2021, los grupos municipales de PP y de Ciudadanos votaron en contra de una moción conjunta del PSOE y de Adelante Málaga (ahora Unidas Podemos) en la que se rechazaba el cambio de matriculación de 22 plazas desde la escuela infantil pública hacia Nova School Málaga Centro, concertada de manera autonómica en el Plan Municipal de Guarderías, "porque esta decisión se tomó sin consenso con los padres y madres de alumnos para continuar en la senda de recortes de líneas educativas en la ciudad", ha agregado Rosa del Mar Rodríguez.

Para la concejala socialista Carmen Martín, "este cierre es un ataque directo a la educación pública de 0 a 3 años. Si queremos evolucionar como ciudad, debemos garantizar una educación infantil pública, gratuita y de calidad, no dejarlo todo en manos de las empresas privadas, y por supuesto movilizar desde lo público los recursos que sean necesarios para que nuestros niños y niñas tengan las mismas oportunidades". Martín ha insistido en que "los profesionales que trabajan en esta guardería municipal de La Victoria han demostrado sobradamente la calidad de su esfuerzo, no se merecen terminar esta etapa de forma traumática, no quieren ser recolocados en otras áreas o dependencias en puestos de trabajo para los que no se han formado y tampoco entienden por qué su ayuntamiento va a acabar con un servicio público de calidad".

“Le pedimos a Paco de la Torre que reconsidere el cierre, que ha pasado de prometer a los malagueños y malagueñas una escuela infantil en cada barrio para cerrar la única que hay en la ciudad. Le pedimos que hable con los padres, con trabajadores, con las asociaciones de vecinos y que se tomen todas las medidas necesarias para garantizar la continuidad del servicio y su gestión pública”, ha agregado Carmen Martín, quien ha recordado al regidor que esta escuela infantil Colores de Málaga “está ubicada en una de las zonas más pobladas de nuestra ciudad”.

“Vamos a defender que lo público no se cierra, que no se puede recortar y que, en todo caso, Colores de Málaga es un recurso municipal que debe seguir en activo, una escuela infantil de gran prestigio que no debe rematar su actividad, pese a que el PP ponga como excusa la supuesta bajada en la natalidad. Esto es falso, porque cada año se quedan fuera muchas solicitudes”, ha zanjado la socialista.