Entre la ampliación de la Universidad de Málaga y el Centro de Transportes de Mercancías ha empezado ya a construirse un nuevo barrio en la capital malagueña que contará con un total de 1.006 viviendas de protección oficial (VPO) en régimen de alquiler, con una mensualidad de en torno a 450 euros.

Esta mañana, el Ayuntamiento de Málaga, la Junta y el Gobierno Central han acudido a la reciente calle Ingeniero Fernando Arcas a colocar la primera piedra de las primeras 253 VPO que serán ejecutadas por la UTE Heliopol-Ielco con un presupuesto de licitación de 26,3 millones de euros, de los que 21 millones los asume el Ayuntamiento de Málaga y los 5,3 millones restantes provienen de una subvención recogida en el Plan Estatal de Vivienda canalizada a través de la Junta de Andalucía.

Así, ahora empiezan a construirse dos primeras promociones, la R10 y la R16, de una primera fase constructiva (con un total de cinco promociones) que alcanzará las 476 viviendas protegidas de alquiler asequible equipadas con garaje y trastero.

Las próximas promociones, la R5 y R14 se adjudicarán en abril y se prevé la licitación de la R1 en el primer semestre de este año. En estas tres parcelas se construirán otras 223 VPO.

El coste total de la inversión en la primera fase alcanza los 55,4 millones de euros (IVA incluido), de los que 12 millones (el 21,7%) se financiarán mediante subvención del Plan Estatal de Vivienda, mientras los 43,4 millones restantes (el 78,3%) corren a cargo del Ayuntamiento de Málaga, para lo que ha suscrito un préstamo con el Banco Central Europeo de Inversiones por 37 millones de euros.

"Hoy estamos ante 253 viviendas, que serán después 1.000 públicas más 600 del sector privado. Por tanto será otro barrio de 1.600 viviendas", ha celebrado el concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Málaga, Francisco Pomares.

Plano del nuevo barrio en Málaga.

Dúplex, terraza, garaje y trastero

En la R-16 se construirán 113 viviendas en planta baja más cuatro plantas, 68 de tres dormitorios y 45 de dos dormitorios. Serán viviendas tipo dúplex, con salón y cocina abajo y dormitorios arriba, salvo en la planta baja donde las viviendas no será dúplex pero contarán con patios. Tendrá 168 plazas de aparcamiento, siete para motos, y contará con 155 trasteros vinculados y no vinculados a las viviendas. El edificio estará equipado con placas fotovoltaicas en la cubierta.

En la R-10 se construirán 140 viviendas en planta baja más cuatro plantas. Las viviendas contarán con una terraza con orientaciones al sur-oeste, al norte-este y hacia el patio interior. De todas las casas, 75 tendrán tres dormitorios, 48 de dos y 17 de un dormitorio, conectados con la terraza. Tendrá 176 plazas de aparcamiento, 159 trasteros y seis locales. También estará equipado con placas fotovoltaicas.

Este proyecto cuenta con un plazo de ejecución de 20 meses y la adjudicataria presenta un compromiso de garantía de tres años.

Ambas promociones se ofrecerán para alquiler en régimen general a familias con ingresos hasta 3,5 IPREM (unos 28.000 euros). Cuando las obras estén cerca de concluir, se realizara la selección de los inquilinos mediante sorteo entre los demandantes de vivienda que aparezcan como tal en el Registro Municipal de Demandantes que se hayan inscrito para optar a una vivienda en alquiler, no para compra.

Fondos europeos para la segunda fase

En la segunda fase se prevé la construcción de otras 530 viviendas protegidas en alquiler asequible, para la que el Ayuntamiento de Málaga ya ha presentado a la Junta de Andalucía para que esta la proponga al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, para que pueda incluirse en el Programa de Ayuda a la construcción de viviendas en alquiler en edificios energéticamente eficientes en colaboración Público-Privada, dentro del Plan Estatal de Recuperación, Transformación y Resiliencia con cargo a los Fondos Europeos Next Generation.

Entre las personalidades que han acudido a la inauguración de estas obras se encuentran el alcalde, Francisco de la Torre; el concejal de Vivienda, Francisco Pomares; la consejera de Fomento, Marifrán Carazo; la secretaria general de Vivienda, Alicia Martínez; el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández; el subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas; el portavoz del grupo municipal socialista y secretario general del PSOE en Málaga, Daniel Pérez y la concejala socialista, Begoña Medina.