La detención de dos individuos de 43 y 49 años en la Costa Tropical granadina, después de haber sido vinculados a tres robos de unos 800 kilogramos de aguacates, ha levantado todas las alarmas entre los productores de subtropicales de la provincia de Málaga. En plena campaña de recolección, los portavoces de los distintos sindicatos agrarios recuerdan que para exigir una mayor vigilancia es importante que se denuncie cualquier hurto por pequeño que sea.

«Esta recomendación la venimos haciendo desde hace años. Es la mejor manera de justificar ante las autoridades que deben prestar más efectivos en las tareas de vigilancia», relató ayer el presidente de Asaja en Málaga, Baldomero Bellido. Durante la pandemia y como consecuencia de la menor movilidad con las medidas impuestas por las autoridades, las sustracciones de aguacates y mangos se habían reducido significativamente.

Habría que remontarse a hace un lustro para encontrar cifras significativas por volumen de subtropical robado de manera ilegal. Bellido recuerda que también es importante que las autoridades hayan impuesto medidas contra estos delitos como la presentación de boletines firmados por las corridas de frutos, donde se indican hasta las cajas que son transportadas desde las propias fincas agrícolas.

Estos métodos permiten seguir la trazabilidad del producto y cualquier agente puede pedir dichos documentos en caso de que haya cualquier indicio que haga dudar del origen fraudulento de la mercancía robada, como agregan fuentes de los otros dos sindicatos consultados, UPA y COAG.

Para los portavoces agrarios, los robos de las frutas y hortalizas en las fincas, después de un año de gastos para esperar a compensar esas inversiones durante la recolección, pueden representar la puntilla a una temporada repleta de contratiempos. La sequía y los altos costes de producción, liderados por las subidas en los recibos de la luz y del agua, han motivado que los colectivos agrícolas convoquen una tractorada el próximo 3 de marzo en Antequera. Insistían ayer en que el campo malagueño no puede resistir más, ante tanta incertidumbre sobre su futuro más inmediato.

Recuerdan que la última gran tractorada se remonta a poco antes del inicio de la pandemia, allá por febrero de 2020, y en esa cita fueron más de 2.000 los tractores que tomaron la principal arteria de comunicación de Andalucía, la autovía A-92, desde el núcleo antequerano de Los Llanos.

Los sindicatos han agradecido públicamente la labor que desarrollan los equipos Roca de la Guardia Civil tanto en la comarca de la Axarquía como en otros territorios de Málaga y Granada que son productores de subtropicales. De hecho, el equipo de Motril es el que ha sido capaz de localizar a los autores de los tres robos perpetrados los días 7, 11 y 12 de este mismo mes de febrero.

La víctima sorprendió a los ladrones en su finca el día 7 y alertó a los agentes, pero no dio tiempo a interceptarlos. Ayudó sin embargo la descripción del vehículo.