El Pleno extraordinario de El Perchel convocado esta tarde en el Ayuntamiento de Málaga ha concluido, una vez más, con promesas de apoyo por parte del equipo de Gobierno pero sin concretar soluciones ante al desalojo que afrontan los 50 inquilinos afectados por la operación inmobiliaria entre Vitrubio y Dazia Capital.

Por tercera vez, la vulnerabilidad de los vecinos de El Perchel ha vuelto al Salón de Plenos del Ayuntamiento de Málaga sin obtener resultados relevantes, después de que se debatiese en 2017, cuando se expuso la dejadez de la promotora en cuanto a la conservación de los inmuebles, y en una comisión el pasado noviembre de 2021, cuando Dazia adquirió estos edificios a Vitrubio.

De los seis puntos que se incluían en la moción propuesta por el grupo municipal socialista y Unidas Podemos, han salido adelante por unanimidad cumplir con el Plan Especial de “Perchel sur”, hacer públicas toda la información sobre los proyectos futuros planteados en Callejones del Perchel y poner a disposición de los vecinos los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento de Málaga.

Los dos puntos que contenían medidas definidas se han rechazado con los 16 votos en contra del equipo de Gobierno (Partido Popular y Ciudadanos) junto con el voto del concejal no adscrito, Juan Cassá. Por un lado, se solicitaba instar al equipo de gobierno a planificar y ejecutar una solución constructiva en el barrio para reubicar a los vecinos y vecinas afectados.

En este punto, los concejales de Urbanismo y Vivienda, Raúl López y Francisco Pomares, han explicado que corresponde a la promotora gestionar el realojo -únicamente obligada por ley a reubicar a los 15 inquilinos en renta antigua- y no al Ayuntamiento de Málaga como administración pública.

“Tendrán derecho a realojo aquellos que lo tengan dentro del marco de la ley de vivienda, pero eso derecho lo tienen que ejercer el dueño y la propiedad”, ha expuesto Francisco Pomares, que incluso ha colado el conflicto en la frontera con Ucrania en el debate. “Cuando la administración pública salta una línea e interviene en la propiedad privada estamos en lo que llamamos un país comunista. Y ya estamos viendo lo que pasa en los países comunistas, que hasta con tanques invaden lo que no es suyo”.

Por su parte, Raúl López ha acusado a la oposición de mentir, alegando que el Plan Perchel Sur no tiene aprovechamiento -es decir, capacidad de edificación. “Ustedes han mentido. No puedes construir VPO en ese espacio, porque ese espacio permite la rehabilitación o la nueva construcción. Ustedes intentan contaminar”, ha espetado el concejal de Urbanismo.

Por otro lado, también se ha rechazado que el ayuntamiento de Málaga bloquee el trámite de la licencia de obras a la promotora “hasta que no se dé solución de habitabilidad” a los vecinos afectados. En este punto explica Pomares que es “ilegal” negar una licencia urbanística atendiendo a criterios “subjetivos”.

Ahora mismo, la única propuesta tangible que está sobre la mesa es el ofrecimiento del Ayuntamiento de Málaga a la promotora de costear el 50% de la rehabilitación de los edificios si hay un compromiso de mantener a los inquilinos. Esa fue la propuesta que se hizo a Vitrubio cuando los vecinos empezaron a denunciar el acoso inmobiliario, como ha recordado Francisco Pomares, y es la que se ha ofrecido a Dazia Capital. 

“Hemos hecho una oferta de ayuda a la rehabilitación. No ha habido respuesta”, ha señalado el alcalde, Francisco de la Torre, que ha recalcado la voluntad de intermediar con la promotora. “Puede ser una oportunidad, hay que hacerlo bien, el que haya una propiedad hoy que no tiene, en principio, la voluntad de abandonar las casas como han estado durante años con la anterior propiedad, que jugaba a que se degradaran. Va a haber una gestión adecuada y nosotros estaremos en eso, exigiendo lo que la ley nos permita”.

"El Perchel está en nuestro corazón, forma parte de Málaga, y lógicamente lo defenderemos en todos los sentidos. Los barrios no son solo las casas, son la gente que está allí", ha esgrimido De la Torre.

Acciones legales

Los vecinos de El Perchel siguen defendiendo que no se irán voluntariamente de sus casas y que están dispuestos a emprender acciones legales si no se llega a una solución.

Esas acciones legales, como cuenta Francisco Gutiérrez, exdefensor del ciudadano y sindicalista, cuando la promotora solicite la licencia de obras. Entonces los vecinos denunciarán para impugnar el trámite.

El portavoz de la plataforma vecinal El Perchel no se vende, Enrique Gutiérrez, ha anunciado que los vecinos han solicitado una reunión con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) para tratar de encontrar soluciones, para lo que han pedido al Ayuntamiento de Málaga que les acompañe un representante municipal.

"No hay mayor drama que que encontrarte con una carta diciendo que te quiere echar de tu barrio sin ninguna alternativa", ha lamentado durante su intervención en el pleno.