Diferentes actuaciones de la Policía Local de Málaga en el barrio de La Corta ha permitido desmantelar una plantación de marihuana en el interior de una vivienda e intervenir de 40 aves entre las que había gallos de peleas que presentaban mutilaciones. Según ha informado el cuerpo municipal, las actuaciones, enmarcadas en el Plan de Presencia en Barriadas en el que participaron el Grupo de Investigación y Protección (GIP), el Grupo Operativo de Apoyo (GOA) y el Grupo de Protección de la Naturaleza (Grupona), se iniciaron cuando los agentes localizaron en un descampado numerosos maceteros tirados junto a una gran cantidad de tierra. Los restos fueron hallados cerca de una vivienda que contaba con dos compresores de aire acondicionado de la que salía un fuerte olor a marihuana. Cuando llamaron a la puerta, un hombre y una mujer reconocieron tener un cultivo.

Los policías del GIP contactaron con la Policía Nacional y ambos cuerpos procedieron a la entrada y registro de la vivienda con la autorización de sus moradores. Los funcionarios confirmaron la presencia de una plantación que ocupaba dos habitaciones con un total de 87 plantas y 15 focos enganchados de modo fraudulento a la red eléctrica. El hombre y la mujer fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.

El operativo de la Policía Local en este barrio también supuso la intervención 40 aves (23 gallinas, 4 pollos y 13 gallos de raza combatiente español), algunas de las cuales presentaban mutilaciones y lesiones, y la presencia de un coso de peleas en la zona, que fue retirado. El cuerpo ya ha informado a la Junta de Andalucía sobre estos hechos y está a la espera de un informe veterinario para determinar si hay responsabilidades penales por maltrato animal. Los agentes también actuaron al encontrar un perro de raza pastor malinois que carecía de microchip y vacunas, por lo que su propietario fue denunciado en acta por las infracciones detectadas en la tenencia del animal.

De la misma manera, la Policía Local sumó 82 identificaciones de personas, a algunas de las cuales se le practicaron cacheos preventivos de seguridad. Esto permitió intervenir sustancias estupefacientes y armas peligrosas o punzantes por las que se levantaron dos actas de aprehensión de drogas y dos tras localizar en vehículos un hacha y un cuchillo. Por otro lado, agentes del GOA intervinieron en la vía pública un móvil de dudosa procedencia.

En lo que respecta al tráfico, los policías controlaron 48 vehículos, actividad que arrojó 33 denuncias, 24 de ellas por no tener la ITV en vigor, cuatro por carecer de seguro y una por tener el permiso de conducir caducado. Las cuatro restantes a estacionamientos indebidos. Los agentes también tomaron nota de 13 vehículos abandonados. Una denuncia más supuso la retirada por parte de Limasam de todo tipo de construcciones ilegales como perreras, gallineros y un reñidero para gallos de pelea, entre otras.